Inglés inicial para adultos: una gran oportunidad

Como profesores, todos sabemos lo difícil que resulta enseñar una materia desde cero. Siempre resulta complicado saber cómo empezar a enseñar a inglés o qué tipo de herramientas para profesores necesitamos, normalmente porque todavía no sabemos los puntos fuertes y las carencias de nuestros estudiantes.

Empieza a dar clases de inglés

En el caso de las clases para adultos, hay que recordar una serie de factores que habitualmente no tendríamos en cuenta en otros escenarios: horarios de trabajo, vida familiar, disponibilidad y tiempo libre, aficiones... todo esto debemos tenerlo en cuenta a la hora de planificar nuestras clases para poder sacarles el máximo partido.

Obviamente, cuando damos clases grupales no podemos tener en cuenta las preferencias personales, pero siempre podemos buscar factores en común que sean el hilo conductor.

Para mi, dar clases a estudiantes adultos siempre es una satisfacción, especialmente adultos mayores que quieren aprender inglés desde cero. Ver su progreso día a día, cómo pierden la vergüenza y se divierten usando una nueva lengua es siempre gratificante.

Hay que pensar también que en su caso, las clases de inglés son una actividad social, así que hay que planificar clases lo más interactivas posible. No debemos olvidar que aspectos como la gramática y la pronunciación, aunque más aburridos, son necesarios, pero podemos meterlos de manera amena en nuestras lecciones.

Aprender a buscar ofertas de empleo para profesores de inglés
Una de las mejores opciones a la hora de dar clases particulares es ser profesor de inglés. Es una de las asignaturas que más dema...

En mi opinión, lo mejor de las lecciones para adultos es que están enfocadas a la práctica, especialmente si es un nivel completamente inicial. Sin presión para el estudio, sin tener que prepararse un examen o una prueba, el aprendizaje se ve de otra manera: como un método que abre puertas a la hora de viajar, de hacer amigos, de conocer otras culturas, o incluso, para un mejor uso de Internet.

Esto nos permite que tanto la planificación como las clases en si sean desenfadadas y nos permitan salirnos más por la tangente (una cosa que me gusta mucho hacer es dar datos históricos, anécdotas laborales, ejemplos prácticos sobre el tema del que hablamos...), y eso siempre gusta a los alumnos.

Además, en mi experiencia, a este tipo de alumnos les encanta enfocarse en conversación durante las clases y prefieren hacer deberes en casa sobre las partes gramaticales para poder repasar lo ya visto.

¿Y vosotros qué opináis?

© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros