• Educación online vs. clases tradicional...

Educación online vs. clases tradicionales

Sara

Publicado por Sara

No hace mucho tuve una alumna que a su vez era profesora particular de forma presencial, e hizo algunas observaciones sobre las clases online que reflejan bastante bien los prejuicios que aún hay en este país respecto a la enseñanza virtual. Y es que aún queda mucho camino por recorrer para que los profesores online reciban como mínimo el mismo respeto y valoración que reciben los profesores 'offline', y lo sé bien porque trabajo con alumnos de todo el mundo y hay una diferencia abismal. Aunque en realidad sólo hay que observar un poco el panorama para darse cuenta.

Resulta frustrante ver cómo mucha gente da por sentado que las clases online deben ser más baratas por varios motivos, como que el profesor no tiene que desplazarse y los materiales son 'gratuitos'.

Para empezar, si bien es cierto que el profesor tiene la oficina 'en casa', no es menos cierto que el alumno tiene el aula en la suya, así que en este sentido la tarifa no debería verse ni incrementada ni recortada. Es más, me maravilla ver lo dispuestos que están los alumnos a ajustarse a determinados horarios y emplear tiempo y dinero en desplazarse para acudir a alguna de las tan populares academias de idiomas tradicionales, mientras que si tienen la opción de no tener que desplazarse y elegir su propio horario (al que por cierto el profesor online se adapta), inmediatamente se sienten con el derecho a reclamar tarifas más bajas.

Luego está esa idea absurda de que cualquier material online es gratuito y cae del cielo. La gente que piensa esto no sólo demuestra no tener la más mínima idea de lo que conlleva la enseñanza virtual (ni el más mínimo interés en saberlo), sino también muy poco respeto por los que nos dedicamos íntegramente a este oficio.

No tienen ni idea del tiempo y el esfuerzo que hay que invertir en buscar, seleccionar, adaptar y/o crear tus propios materiales, que suelen ajustarse a las necesidades y objetivos individuales de cada alumno. Hay que saber cómo y dónde buscar, qué fuentes son fiables, hay que investigar, estar al día y ser capaz de diseñar y conducir con efectividad unas clases en las que el alumno saca partido a cada minuto que dure la sesión, cosa que difícilmente podrá hacer en una academia compartiendo clase con un número considerable de alumnos que a menudo tienen habilidades, preferencias y niveles muy diversos, o en una clase particular presencial en la que una de las dos partes tiene que desplazarse con todo lo que ello conlleva respecto a tiempo, puntualidad y estrés.

Lo que es más, en las clases virtuales a menudo usamos libros exactamente iguales a los que se usan en las academias o las clases particulares presenciales, libros y cursos oficiales, con la diferencia de que se pueden reforzar con recursos extras que ofrecen una variedad de opciones y personalización muy superior a los recursos de una clase tradicional. ¿Acaso los profesores que se desplazan a domicilio les compran los libros y materiales a sus alumnos? ¿Lo hacen las academias? Entonces no veo razón alguna para que yo deba hacerlo.

Para mí, las tarifas que aplica un profesor deberían basarse en la calidad de su trabajo, en su experiencia, habilidades y dedicación. Las clases online tienen tanto o más que ofrecer que las clases tradicionales en muchos sentidos. Quizás los alumnos de este país terminen dándose cuenta cuando explote la burbuja del negocio de las academias.

 

 

 

 

¿Te ha gustado? Compártelo
Sara

Sara ver perfil

Profesora en Tusclasesparticulares

Imparte clases de inglés, Otros idiomas, Español para extranjeros, Lengua y Castellano

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros