Profesores particulares VS academias

Es un gran dilema, la primera pregunta que un alumno se hace ¿dónde realizar clases? ¿realizar clases en una academia? ¿recibir clases de un profesor particular? Es una cuestión de gustos, preferencias y casi de personalidad. 

Pero también es una cuestión de necesidad. No todas las opciones son válidas para todo el mundo. Hay personas que necesitan un profesor particular y otras que necesitan una academia para estudiar con más gente. 

Todo depende del tipo de las clases que quieras recibir y también depende de la materia. Aunque haya academias y profesores particulares para cualquier cosa que quieras aprender es importante saber que no es lo mismo empezar a aprender un instrumento de cero con más alumnos, que hacerlo con un profesor. 

 

 

Ventajas de las academias

 

Las academias es en lo primero que piensan las personas que quieren aprender idiomas como el inglés o las que quieren aprender a tocar la guitarra o cualquier otro instrumento. Normalmente son personas que no saben nada de la materia y prefieren aprender junto a otros principiantes. 

Por ejemplo, las personas que no saben bailar lo primero que hacen es buscar una academia de baile. Las academias están más orientadas al ocio y a los idiomas. Y aunque haya muchas academias de refuerzo escolar tienen menos demanda que los profesores particulares. 

 

  • El beneficio de los grupos pequeños: en algunos casos los grupos pequeños pueden ser más beneficiosos que las clases individuales. El profesor puede personalizar una clases a la misma vez que tienes la ventajas de compartir el aprendizaje con otros compañeros. 
  • Los compañeros: poder compartir la experiencia de aprender con otras personas es muy bueno. Puedes ver los errores de los demás y aprender de ellos, puede que ellos te ayuden y enseñen cosas que a ti se te den peor. 
  • Garantía: una de las grandes ventajas de las academias es que aquellas que tienen cierto prestigio te pueden asegurar que los profesores que dan clases en ella son realmente buenos. Y aún así en todas han pasado un proceso de selección que si se ha hecho adecuadamente te garantiza la profesionalidad de los docentes. 
  • Más recursos: aunque algunos profesores particulares tengan un gran despliegue de medios, lo normal es encontrar más recursos y materiales en las academias. Muchas cuentan con bibliotecas, sala para ver películas, organizan actividades…
  • La vida de estudiante: muchos alumnos prefieren estudiar en una academia para poder relacionarse con otros estudiantes que tengan sus mismos intereses. Poder hacer amigos y vivir la vida de estudiantes. 
  • El hábito: los centros fomentan el estudio. Si tienes que invertir tiempo en ir y te relacionas con otros estudiantes puede que sientas un poco más de presión y responsabilidad. 

Encuentra la mejor academia

 

Ventajas de los profesores particulares

 

Es quizás lo primero que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de refuerzo escolar o cuando necesitamos ayuda con alguna materia. Aunque hay gente que da clases particulares para muchas más cosas. 

Las clases particulares son un tipo de educación mucho más intensa, por eso se usan cuando hay algún problema, pero también cuando necesitamos aprender algo de una forma más sólida:

  • Más personalizada: Es quizás lo más característico de las clases particulares. Poder adaptar las clases a lo que necesites. Por ejemplo, puedes aprender inglés para trabajar en el extranjero o aprender guitarra solo para tocar rock. Por eso mismo se utiliza en el refuerzo escolar, no todos los alumnos necesitan aprender o reforzar lo mismo. 
  • Desde casa: una de las ventajas que todo el mundo ve en las clases particulares es que no hace falta invertir mucho tiempo. Y menos hoy en día, ya que las puedes hacer online si lo deseas. No hace falta que salgas de casa, con todas las comodidades que eso implica. 
  • Más tiempo para el alumno: en una clase, por pocos que sean, cada alumno tiene un tiempo para preguntar dudas o para corregir ejercicios en voz alta y este es mucho más limitado. 
  • Tu propio ritmo: cuando estudiamos con más gente nos podemos beneficiar si son buenos estudiantes, pero si van más lentos que nosotros esto nos puede retrasar. En una clase particular tú marcas el ritmo al que vas aprendiendo. 
  • Motivación: poder tener un buen profesional al lado puede ser algo muy motivante ya que estará centrado solo en que tú aprendas. Esto es más difícil conseguirlo si hay más alumnos en clase. 
  • Más dedicación: el único objetivo del profesor será que tú aprendas. Esto es una de las cosas más valiosas de los profesores particulares. Un profesor particular te puede enseñar sobre la materia que imparta, pero también sobre sus conocimientos personales. Por ejemplo, cómo aprendió él lo que ahora enseña. 
  • Mayor avance: la relación personal con un profesor particular convierte las clases particulares en algo muy enriquecedor, si tenemos disciplina y damos con el profesor particular adecuado el avance que tendremos en las clases particulares será muchísimo más grande que en cualquier otro tipo de educación. 

Analizar la necesidad

 

Al final no existe una respuesta clara sobre si es mejor dar clases en una academia o contratar a un profesor particular, todo depende de lo que andes buscando. Pero ¿cómo saber qué me conviene? Hay una serie de preguntas que te puedes hacer para saber qué es lo perfecto para ti:

  • ¿Tengo disciplina? Un profesor particular va a exigir más trabajo autónomo que en una academia, al menos que lo contrates muchas horas. Las academias te pueden ayudar a mejorar la constancia y la disciplina. 
  • ¿Qué intensidad de estudio necesito? Aunque las academias exijan más disciplina, los procesos de aprendizaje son más distendidos, suelen durar un curso académico. Un profesor particular es un aprendizaje mucho más intenso.
  • ¿Qué objetivos tengo? Para los niveles más bajos de cualquier materia siempre es más enriquecedor estudiar en grupo, ya que puedes aprender mucho de lo errores de los demás. A medida que vas avanzando un profesor particular que se centre más en tus necesidades específicas es más interesante. 
  • Otros factores: a parte de todo esto hay cosas que tienes que tener en cuenta como si te interesa conocer gente, si vas a aprender algo por entretenerte o es por algo más serio. De eso dependerá el tipo de academia al que te apuntes o el tipo de profesor que contrates. 

Hazte estas preguntas y respondelas con total sinceridad. Aún así intenta probar todas las opciones que puedas. Aprender algo es complejo y no a todo el mundo le resulta igual de fácil o le funcionan las mismas cosas, así que intenta descubrir tu camino, el que mejor te venga y ve a por él. 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros