Del 10%, el 100% es mentira ... y otras historias 100% verdaderas

La semana pasada me encontré con un alumno riéndose a carcajadas al hablarle de las estrategias de censura utilizadas por la Dictadura Militar en Brasil (1964-1985), las cuales sobrepasaban de largo el límite del ridículo. Bueno, déjenme antes presentarme. Soy brasileña, vivo en España y doy clases de Portugués y Cultura Brasileña. Bien, volvamos a la clase, estábamos con las diferencias entre el Pretérito Perfecto y el Pretérito Imperfecto del Indicativo, y para hacer la cosa más palpable, tomé prestadas algunas canciones del gran cantautor brasileño Chico Buarque. Quien lo conozca, sabe que entre Chico y las críticas a la Dictadura Militar hay una distancia irrisoria, y fue así como en pocos minutos acabamos riéndonos con anécdotas como la del poeta Ferreira Gullar, acusado de mantener relaciones secretas con Cuba después de que la policía encontrara en su casa un libro sobre Cubismo, o la del compositor Edu Lobo, que tuvo uno de sus discos instrumentales prohibido porque, según la censura, "si no hay palabras, cualquier interpretación es posible".

Así es Brasil, una enorme caja de historias que van surgiendo durante las clases y que ayudan a desentrañar las incontables reglas de acentuación, puntuación, conjugaciones verbales... El pasado febrero tocó al Carnaval ser tema para las clases, claro, y este año la mayor fiesta de Brasil"deu pano pra manga", como se diría en buen Portugués. En un hecho inédito, el Alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella (que por casualidad también es Obispo Evangélico), cortó parte de la financiación que todos los años se destina a la gran fiesta pagana. En protesta, una de las principales escuelas de samba, Mangueira,llevó al Sambódromo un gran muñeco de Judas con la cara de Crivella, seguidodel lema "Pecado es no festejar el Carnaval". No hubo nadie en el Sambódromo que no se sumara a la protesta, incluso los integrantes de las escuelas rivales. Junto al Alcalde-Judas, la escuela Mangueira resucitó en su presentación otros grandes momentos del Carnaval brasileño, como cuando en 1989 una réplica del Cristo Redentor paseó por el Sanbódromo al lado de mendigos que rogaban por un poco de su atención (mientras, el Cristo Redentor original, aquel que todo turista visita en Río, abre sus brazos hacia la hermosa Bahía de Guanabara y le da la espalda a las zonas más pobres de la ciudad).

Y las anécdotas no quedan aquí... ¿Qué os parece una marca de ropa creada por prostitutas, cuyos productos son vendidos en tiendas más que especiales llamadas"putiques"? ¿Cuál es el misterio de la carne de rana anunciada por todas las calles de Río? ¿Qué decir de un libro que comienza con una coma y termina con dos puntos?. ¿Y qué significa ese clamor nacional:"Toca Rauuuuul"?... Confieso que a veces el hilo conductor para la gramática sobrepasa las fronteras brasileñas. Un día un alumno descubrió mi pasado en la Neurociencia. De pronto vino la pregunta "¿Es verdad que sólo usamos el 10% del cerebro?". Contesté la pregunta, claro, pero la respuesta no le llegó sola, con ella fueron adverbios, preposiciones, conjunciones y toda una infinidad de léxicos y expresiones típicamente brasileñas. ¿Feijoada y caipirinha? También, pero convengamos que Brasil tiene mucho más que ofrecer que un par de tópicos superficialmente conocidos, ¿verdad?. Por eso agradezco a mi país y a mi gente después de cada clase que doy, porque sé que nunca me faltarán excusas curiosas para enseñar esa lengua tan bonita y de paso, echarnos unas buenas risas junto con mis alumnos.

Nota: Agradezco también a Antonio Molina, buenísima alma granadina quien me ayudó corrigiendo los errores gramaticales que todavía se escapan a esta extranjera cuando se aventura con el Español.

© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros