Los beneficios de la música para el estudio

Yaiza

Publicado por Yaiza

Existen diversos estudios realizados hoy en día respecto a los beneficios de la música clásica como una ayuda a los estudiantes para la concentración. No obstante, no sólo a ellos, sino también como ayuda a niños y adultos para la realización de cualquier actividad que precise un rato de concentración. 
 
Cuando decimos "escuchar música clásica", estamos haciendo alusión principalmente a la mayoría de las obras del repertorio comprendido entre los siglos XVI al XX . Por ejemplo, podemos proponer la música de Bach, Beethoven, Mozart, Tchaikovsky, Schubert, Brahms, Ravel… entre muchos otros grandes compositores.
Un aspecto importante será que la música elegida sea agradable a quien la escuche.
 

¿Hay una demostración científica?


En efecto, se ha podido demostrar que la escucha de música durante las horas de estudio puede ayudar especialmente a la concentración. Cuando el "tempo" de la música se mantiene, parece ser que se generan unas ondas cerebrales adecuadas para estudiar, y además, fortalecen la concentración. 
 
 
No obstante, los beneficios de la música para el estudio no se ciñen a estudiar con música. De igual manera se ha observado que los resultados académicos mejoran gracias a la práctica y el estudio de un instrumento musical. Cuando A. Einstein todavía era un muchacho se dijo de él: "Cómo ha mejorado en el estudio desde que practica violín".
 
 
 
 

Este estudio, ¿En qué se basa?

 
Pues bien, es posible establecer ciertas diferencias en los cerebros dependiendo de la edad de las personas. El cerebro de un niño, el de un adolescente y el de un adulto responden de forma muy parecida a la música si la finalidad es el estudio. Sin embargo, la mayor diferencia se encuentra en la etapa de la gestación, debido a que la música consigue un mejor desarrollo de las conexiones cerebrales. Existen estudios científicos que lo demuestran y que han observado la influencia de la música, activando zonas específicas de nuestro cerebro.
 
Uno de los estudios científicos más conocidos sobre la música en los estudiantes es el "Efecto Mozart". En este estudio se observó que tras la escucha una obra para dos pianos, los participantes mejoraron en los resultados del test de percepción espacial que realizaron luego.
 
 
Otros estudios han comprobado que se estimulan zonas del lóbulo prefrontal relacionados con la atención, la concentración y la satisfacción. La activación de zonas del lóbulo temporal está relacionada con el estímulo de zonas relacionadas con el lenguaje, los idiomas y las matemáticas. 
 
Además, hay estímulos de la música sobre el sistema límbico, favoreciendo el desarrollo de la inteligencia emocional. 
 
 

¿Existen más “efectos” cuando se escucha música?

 
Si la música que se escucha (ya sea clásica o actual) tiene un gran significado emocional para el estudiante, o la persona, puede que tienda más a la distracción que a la concentración. 
 
No toda la música ayuda a relajarse. Depende. Hay gente que simplemente prefiere relajarse con el silencio. Sin embargo, el ritmo del corazón tiende a acoplarse al ritmo de la música y por esta razón sería difícil relajarse con un Rock&Roll escuchado a todo volumen, aunque siempre dependerá de las personas.
 

La música, cualquiera que sea, puede alterarnos o provocar en nosotros alguna reacción. Es conocido el efecto de la música en las emociones. 

Los tonos mayores expresan más alegría que las obras compuestas en tonalidades menores, que tienden más a la tristeza, melancolía.

En las películas , por ejemplo, utilizan la música para reforzar efectos emotivos como el miedo, la pena, el movimiento rápido en la acción o el sosiego, la quietud y la ternura.
 

¿Cómo está relacionada la música con el estrés?

 
La música es una de las soluciones para superar y afrontar el estrés. Es bueno escucharla, pero aún es mejor interpretarla.

El aprendizaje de ciertos instrumentos requiere aprender una postura corporal correcta; todos los instrumentos de viento exigen saber respirar bien y una forma de soplar que precise respirar profundo y despacio. Ello significa más facilidad para tranquilizarse, ya que la respiración correcta es clave para poderse relajar. También ayuda considerablemente para sentirse bien cantar.

No sólo interpretar música a solas…


Otro de los fenómenos que ocurren con la música es que cuando dos personas interpretan la misma obra, aunque sea con instrumentos diferentes, ponen su cerebro en coherencia. Seguramente eso mismo ocurre en una orquesta bien dirigida consiguiendo que todos los que la componen tengan sus cerebros vibrando a la vez.

 
Para la realización de esta entrada, hemos hablado con el Doctor Carlos Martínez García-Olalla, profesional de la medicina y profesor de relajación; que enfoca su actividad en estimular el bienestar de las personas. 

 
¿Te ha gustado? Compártelo
Yaiza

Yaiza Martínez ver perfil

Profesora en Tusclasesparticulares

Imparte clases de iniciación musical, Clarinete, Música, Piano, Pruebas de acceso, Lenguaje Musical y Solfeo

Síguenos en
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros