¿Para que nos "sirve" estudiar la historia?

Probablemente a más de un adolescente o joven se la cruzado la pregunta "¿ para qué me sirve lo que estoy estudiando" por la cabeza. Es un cuestionamiento existencial que se presenta en una edad que se mezclan situaciones en el que se trata de buscar una utilidad o fin concreto a lo que se está haciendo. También en un contexto de hastío en el que no se encuentra ningún rumbo o motivación para proseguir con los estudios.

A continuación se expondrá alguna de las razones de la "utilidad" de esta asignatura. Probablemente, en unos años, se pueda empezar a valorar o a comprender las razones de sus beneficios.

Como principal utilidad se puede mencionar que la historia capacita y prepara a los alumnos para su posterior vida adulta. Ya que esta asignatura ofrece un marco histórico y de referencia para las situaciones o problemáticas actuales. Es decir que la historia facilita, de una gran manera, la comprensión del presente y puede despertar un gran interés por el pasado.

Por otro lado, la historia es una gran impulsora del sentido de identidad del alumno y de la consciencia histórica. Al momento de la adultez, se compartirán valores, costumbres, practicas e ideas con el resto de la sociedad.

Por último, aunque siguiendo este hilo relacionado con la identidad, la historia también facilita la compresión de las raíces culturales del estudiante y de la herencia común con el resto de la ciudadanía. Como también, entender y estudiar, la historia y cultura de otras sociedades del mundo actual.

Por lo tanto, puede ser que en la adolescencia sea difícil de encontrar un sentido u utilidad a la historia, pero estas razones y beneficios serán comprendidos, y saldrán a la luz, en la adultez plena.

Temas
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros