¿Para qué sirve estudiar Lengua? Buena pregunta...

Querido lector:

Esta pregunta la habrá oído usted alguna que otra vez, incluso quizá la haya formulado usted mismo. Y no es una mala pregunta, aunque a veces si sea maliciosa. Hay muchas razones por las que merece la pena estudiar "Lengua y Literatura", por lo que no me propongo agotarlas todas, sino tan solo centrarme en un par de ellas.

Desde luego, el estudio, no de una lengua extranjera, sino de la propia, sirve principalmente para mejorar nuestras competencias comunicativas en general. Está claro que todos sabemos hablar español (o castellano, según la denominación que se prefiera) y, de hecho, eso es precisamente lo que nos sitúa en una magnífica posición para comenzar a estudiar cómo funciona dicha lengua de manera algo más profunda, y en varios aspectos:

-en primer lugar, en cuanto a su gramática -¿cómo es el español?, ¿en qué se diferencia de otras lenguas?, ¿cuántas clases de palabras hay y para qué se emplea cada una de ellas? y, aunque parezca muy obvio, que no lo es tanto, ¿cómo somos capaces de entendernos, de hablar, de comunicarnos, utilizando un sistema de elementos finitos para crear secuencias cuya variabilidad es infinita?-;

-en segundo lugar, en cuanto a la variación que nuestra lengua presenta geográficamente -como ya sabrás, no todos los españoles hablamos igual, ni mucho menos; pero es que además el español se habla en otros muchos países del mundo, como los situados en el hemisferio sur del continente americano-;

-en tercer lugar, en cuanto a la variación que presenta en registros y estilos -no se puede hablar igual, o no se debería, cuando uno está con los amigos que cuando realiza una exposición académica ante sus compañeros, o una intervención en un acto público...-.

Estos son solo tres aspectos que pueden resultar muy interesantes; el último, especialmente, puesto que aprender a adaptar nuestra forma de expresarnos, de hablar y de escribir, a distintas situaciones, puede resultar crucial para encarar con garantías la vida adulta en general, tanto en los entornos profesionales como en nuestras relaciones personales y, en fin, en muchos otros contextos a los que habremos de enfrentarnos en algún momento de nuestras vidas: redactar un informe, leer un prospecto, disfrutar de una novela, contar un cuento, realizar declaraciones públicas...

Por otro lado, también existe una razón que, aunque menos práctica, me parece que dignifica en gran medida el aprendizaje de las destrezas que se trabajan en la mencionada asignatura: el papel que tienen en el mundo del conocimiento tanto la Lingüística, hoy concebida como parte crucial del estudio del ser humano y de los sistemas de comunicación en general, como la Historia de la Literatura, disciplina siempre crucial a la hora de comprender lo que somos. Pero estos dos temas los dejo para otro día, puesto que no quiero aburrirle (o aburrirte, si me permites ya la familiaridad del tuteo).

Un saludo muy cordial,

Gonzalo

© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros