Consejos para convertirte en un gran profesor de batería

Ahí fuera hay muchísimas personas que no saben seguir el ritmo y alguien tiene que ayudarles. La percusión es un mundo que atrae a todo el mundo, pero a poco que empiezan a aprender se da cuenta de que es algo muy complejo y sin un buen profesores es imposible avanzar. 

Las clases de batería son unas de las más demandadas y un buen profesor de percusión es todo un tesoro. Si crees que puedes dar clase y te atreves a empezar, no lo dudes ni un segundo, te damos unos consejos para que des tus primeros pasos. 

 

¿Qué buscan en un buen profesor de batería?

 

Para ser profesor particular de batería no hace falta ningún requisito, solo tienes que ofrecer lo que el alumno esté buscando. Simplemente tienes que tener en cuenta una serie de aspectos para ser un buen profesor:

  • Dominar la técnica
  • Ayudar a que el alumno se exprese
  • Tener un buen método de enseñanza 
  • Ampliar la cultura musical del alumno

Estos aspectos son muy generales y eres tú el que tiene que ir profundizando en cada uno de ellos. La experiencia es lo único que hará que crees un sistema para dar clases eficaz. Lo más importante es que personalices cada cosa que enseñes a tu alumno, ya que es el principal motivo por el cual alguien se decide por las clases particulares. 

 

Tocar bien no es enseñar bien

 

Son cosas que a menudo van juntas, pero no siempre tiene que ser así. Tienes que tener en cuenta que para ser profesor, sobre todo para dar clases de batería a principiantes, es más importante que sepas cómo transmitir conocimientos antes que ser un gran virtuoso. 

Sin embargo, sí que es fundamental que conozcas bien la técnica. No hace falta que seas el mejor músico para ser el mejor profesor, pero alguien que quiere aprender a tocar la batería quiere que domines a la perfección los movimientos, las posturas, los ritmos…

Para esto es necesario haber realizado alguna vez algún buen curso de batería y saber parte por parte lo que tienes que tener en cuenta. Los profesores que han aprendido de forma autodidacta a menudo tienen lagunas que pueden provocar problemas a largo plazo. 

Si has aprendido por tu cuenta intenta conseguir algún manual de batería que se use en algún curso, estúdialo y luego enséñalo a tus alumnos.  

Elimina vicios y malas costumbres

 

Hay mucha gente que decide contratar profesores particulares porque están aprendiendo a tocar la batería y ante el temor de desarrollar algún vicio empiezan a confiar en expertos. Estas son algunas de las malas costumbres que suelen tener los principiantes:

  • No controlar la intensidad en la que se golpea. 
  • La manera de agarrar las baquetas
  • Tocar por encima del resto de instrumentos. 
  • Abusar de los platillos (crashes).
  • La postura de la espalda y de los pies.

Hay muchos más malos vicios tocando la batería que a la larga pueden causar problemas en los alumnos, sobre todo si estos empiezan a subir de nivel y a tomárselo cada vez más en serio, así que insiste en crear en ellos una técnica perfecta, incluso si tu no la tienes. 

 

Nivel inicial y objetivos

 

En cuanto consigamos nuestro primer alumno, lo que tenemos que preguntar antes de empezar es ¿de dónde partimos? y ¿hacia dónde vamos?. Empieza evaluando a tu alumno, no es cuestión de hacerle un exámen, solo tienes que mantener una buena conversación con él donde te des cuenta de los conocimientos que tiene. 

Igual de importante es saber qué es lo que quiere conseguir con tus clases. Puedes tener alumnos que van a clases de batería para pasar el rato y otros que quieren dedicarse profesionalmente a ello.

De ti depende donde puedan llegar y si puedes ofrecerles o no el nivel que desean. Piensa bien tanto si puedes convertirlos en profesionales, como si estás dispuesto a tener paciencia con los principiantes.

Regístrate como profe de batería

Conseguir alumnos

 

Es una de las principales preocupaciones de los que empiezan a dar clases ¿dónde están los alumnos que quieren aprender a tocar la batería? Están por todas partes, solo tienes que saber buscarlos. Hay tres técnicas infalibles para conseguir alumnos:

  • Por recomendaciones: díselo a todos tus amigos, conocidos y familiares. Difunde que estás buscando alumnos para tus clases de batería y seguro que alguien conoce a alguien que necesita clases o que al saber que eres profesor se anima a apuntarse. 
  • Por carteles: es algo que cada vez funciona menos pero aún hay bastante gente que encuentra a profesores por carteles. Puedes ponerlos cerca de institutos o academias de música, depende del tipo de alumnos que busques. 
  • Por internet: es una de las formas más eficaces, si alguien quiere aprender a tocar la batería y no conoce ningún profesor lo busca en internet. Por eso lo mejor que puedes hacer es registrarte en alguna plataforma de profesores y seguro que te llegan muchos. 

Cuida bien cada alumno que te llega y al que le das clase, porque las recomendaciones de estos son las más importantes. En plataformas como Tusclasesparticulares pueden poner comentarios y si éstos son positivos te lloverán las ofertas. 

En la variedad está el éxito

 

Un buen profesor de cualquier instrumento debe ampliar los horizontes musicales de sus alumnos. Enseñarles que a parte de la música que ellos escuchan y que quieren imitar hay muchos más estilos que los puede enriquecer muchísimo. 

Además, ir descubriendo nuevos estilos con tus alumnos puede hacer que encuentres el que se le da mejor. A lo mejor él quiere tocar algo que al principio no se le da bien, pero descubrís que en otros géneros se desenvuelve mejor. Explora y descubre en tus clases y crecerás dando clases. 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros