Mi trabajo con el franelógrafo en las clases de música.

Me encanta contar cuentos con el franélografo, los niños participan pegando los personajes a los que voy nombrando o los diferentes elementos del cuento, en los que ellos mismos pudieron haber participado anteriormente dándoles color, recortándolos o de muchas otras maneras sin saber exáctamente que serían los elementos de un cuento .

También lo uso para trabajar ritmos con elementos diferentes, como el que se ve en la foto con manzanas donde ellos utilizan un fonema determinado (en este caso “ñam”) para hacer su ritmo con la voz, o a veces con palmas o con instrumentos de pequeña percusión (como cajas chinas, maracas, cascabeles, panderetas, panderos, triángulos,crótalos, claves) y que ellos pueden interactuar cambiandolos para que cada ritmo sea diferente. A veces escuchamos una pieza musical y jugamos a incorporar los diferentes instrumentos que se escuchan, en el orden en que van saliendo.

Otra forma en que lo utilizo para mis clases es colocando las líneas del pentagrama para explicarles donde van colocadas las notas y que ellos mismos puedan colocarlas y aprender así donde se situan de una manera divertida.

Es un juego muy divertido para ellos en donde participan activamente pegando y despegando, donde cada uno tiene su participación y se sienten parte del grupo ya que se divierten juntos.

Yo lo utilizo normalmente con niños de entre tres a nueve años pero se puede utilizar para todas las edades.

Siempre procuro participar lo menos posible, sólo guiarles y orientarles de una manera básica para que sean ellos los que hacen suyo el juego y así den rienda suelta a su imaginación, lo que en música llamamos improvisar.

Temas
© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros