Aprendiendo kanjis cuando no nos gustan mucho y somos perezosos.

Amenudo me he encontrado con estudiantes que no muestran interés por los kanjis, es decir los caracteres que estudiamos junto a los silabarios katakana y hiragana. Lógicamente les cuesta más memorizarlos y no practican su escritura. Sin embargo son fundamentales para poder aprender japonés igual que esenciales para aprender chino. El estudiante de japonés no puede pensar que dominando los silabarios tendrá bastante. Durante el camino que emprenda ya sea en su país o en Japón serán numerosas las veces que tendrá que leerlos o escribirlos. Entonces, ¿qué podemos hacer o pensar?.

Yo personalmente creo que los caracteres japoneses y chinos encierran una gran belleza, quizás lo primero sería saber mirarlos. Descomponer su forma, buscar su origen, su pictograma, el sentido según el cual se originaron. Esta es una tarea algo complicada y se necesita tiempo pero se puede comenzar con formas sencillas y poco a poco buscar similitudes. No recomiendo alejarse de los significados originales pues no se trata de inventar comparaciones con objetos o situaciones para poder memorizar; habría que ir a las fuentes.

Bueno, después de tratar de “mirar un kanji” yo lo escribiría varias veces. Lo segundo, coger lápiz y papel y escribir (que ya bastante le damos a las teclas). No importa si en un principio nuestra caligrafía es torpe. Esto se puede pulir con el tiempo porque a medida que escribimos más apreciamos lo bello del trazo y más queremos mejorar. Siempre hay que intentar superarse en el camino pues de ese modo podemos memorizar el kanji, conocer sus lecturas y usos y ampliar nuestro conocimiento.

En tercer lugar pienso que por muchos libros que tengamos nuestro cuaderno personal es muy importante. Anotar, escribir ideas, practicar y dejar tachones para volver un día y darnos cuenta de en qué nos equivocábamos y pensar: “oye…¡pues he mejorado!”, es una satisfacción personal. Asi que el boli borrable mejor para hacer exámenes y animaros a escribir sin miedo a equivocaros. Por ejemplo en clase, podéis escribir junto con el profesor o profesora en la pizarra y ganar confianza poco a poco. Yo lo propongo a veces en clase y es divertido.

Isabel Jiménez

がんばってください!

Temas
© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros