Enfoque comunicativo en clases online de inglés.

Durante años me he dedicado a la dar clases de idiomas. He acompañado a estudiantes en contextos muy variados: enseñanza curricular, preparación de exámenes, inglés para negocios, preparación de entrevistas, para inmigrantes

Ser profesor de inglés

Consecuentemente he tenido que adaptar mis herramientas y enfoque en función de la demanda de los “aprendices”, pero hay un patrón que se repite casi sin excepción: todo el mundo estudia inglés durante años pero no son competentes en sus habilidades para comunicar, transmitir y producir en ese idioma.

De hecho, aquellos que por motivos profesionales o personales no se ven “obligados” a utilizarlo de manera práctica, terminan por olvidarlo en un cajón de su memoria.

El error más frecuente a la hora de aprender inglés

Como profesor de inglés para pasar asignaturas, exámenes o habilitaciones, he sido testigo de esto que acabo de mencionar. Los alumnos de inglés, aunque entrenen y sean capaces de resolver una prueba paramétrica y estandarizada, no son “funcionales” en el uso natural de la lengua.

Por otro lado, he sido testigo (en alumnos y en mi propia experiencia) de cómo cuando hay una necesidad o motivación subyacente, el proceso sufre una aceleración brutal y parece que “aprendemos solos” (no estamos solos, el ambiente nos condiciona). El ejemplo más clásico es el sujeto que lleva 15 años estudiando inglés en el instituto, se va 3 meses a un país extranjero y de repente se sorprende a sí mismo con unas competencias que, en muchos casos, no se habían ni imaginado.

¿Cómo dar clases de inglés online?
Las clases de inglés online son la opción favorita para muchos alumnos y profesores. ¿Tienes una agenda apretada y apenas unas hor...

Con esto quiero decir, que a mi parecer, la manera más eficaz de aprender un idioma es si de alguna manera va a ser significativo en nuestra vida y nos va a generar necesidades de comunicación.

Esto parece bastante lógico y casi todo el mundo podrá contar una experiencia similar (o bien que estudió inglés durante años para “nada” o bien que cuando realmente aprendió a usarlo fue cuando tuvo necesidad de ello).

¿Cuál es el enfoque correcto a la hora de dar clases de inglés?

Al enfoque (acerca de los procesos de aprendizaje) más coherente con esta forma de pensar, se le ha llamado enfoque comunicativo, que no quiere decir ni más ni menos que ese proceso se construye desde las necesidades de comunicación del alumno.

Parece fácil, y es muy común ver cómo se ofrecen clases de inglés desde un enfoque comunicativo. El alumno habla y el profesor hace preguntas . Esta concepción la tienen algunos alumnos, pero también profesores.

Los primeros piensan que por hablar y hablar con un profesor es suficiente. Los segundos que un enfoque comunicativo se queda ahí, en hablar. En ambos casos las situaciones son (o pueden ser ciertas), y desde luego quedarse ahí satisfacerá las necesidades de mucha gente, ahí no me puedo meter.

Dar clases ahora

Lo que si quería dejar recogido en este texto, es una perspectiva un poco más analítica de lo que el enfoque comunicativo realmente supone, y algunas herramientas que utilizo para ponerlo en práctica con mis alumnos.

Herramientas para dar clases de inglés

El enfoque comunicativo tal y como yo lo entiendo, es una forma de aprendizaje situado, es decir, una manera de aprender que nace de los centros de interés del aprendiz (en nuestro caso necesidades de comunicación en un idioma).

Para que un aprendizaje de este tipo suceda tiene necesariamente que haber un objetivo de comunicación, una motivación… un centro de interés.

Esto a veces no es fácil. Hay alumnos que quieren mejorar su inglés pero no tienen claro para qué. Esto complica enormemente la enseñanza porque no estamos hablando de preparar una prueba (rígida, predecible, entrenable con rutinas y esquemas…).

Materiales para dar una clase de inglés
Son muchísimas las personas que se deciden a aprender inglés con recursos interactivos. Cada vez hay más métodos para hablar un i...

Con los alumnos que no lo tienen muy claro, trato de trabajar visualizaciones de cómo quieren verse en relación a su competencia comunicativa en un determinado tiempo o situación (en un mes de voy de viaje y quiero ser capaz de esto y esto; tengo una entrevista en otro idioma y necesito comunicar esto otro y aquello…).

En cualquier caso es fundamental saber qué queremos comunicar, cómo, para qué, en qué contexto. Este es un trabajo que en mi opinión es básico para realizar un acompañamiento óptimo del aprendiz.

Digo esto porque para mí, el enfoque comunicativo no debería quedarse en la fase de comunicación. La producción es fundamental, desde luego, pero el fin último es avanzar, por lo que es importante cuidar los detalles de ese proceso, que para mi consiste más bien en acompañar, escuchar, conocer y proponer; que en instruir y repetir.

Algunas de las herramientas para las clases de inglés que me gusta utilizar son:

  • Registro diario de los aspectos problemáticos que encuentra el alumno: pronunciación, gramática, registro, vocabulario, etc. Para devolver un pequeño feedback escrito (píldora) que permita al alumno volver a ello con más herramientas que la primera vez (solo el hecho de releer una palabra ya está aumentando su significado (lo que nos dice, nos recuerda…).

Cómo preparar una clase de inglés
Hay clases particulares particulares de inglés por todas partes. Si haces una búsqueda rápida te darás cuenta de que son los profe...

  • Corregir e interrumpir únicamente aquello que derive en imposibilidad para comunicar. Si se entiende deja seguir, anota y piensa cómo plantearlo más adelante (normalmente en la próxima sesión).
  • Fomentar (convencer) que el estudiante tome las riendas del proceso no solo cuando habla para el profesor, sí no fuera de las sesiones. Un factor determinante en la eficacia del proceso es que el alumno se comprometa con un trabajo que es largo y que requiere de más que simplemente hablar un par de horas a la semana.

Para ello me gusta ofrecer propuestas de trabajo relacionadas con dos elementos:

  • Centros de interés del alumno: lectura de artículos, aplicaciones, contenido audiovisual…

  • Elementos problemáticos: proporcionar acceso a materiales que resuelvan y expliquen aquellos elementos más “técnicos” (gramática, pronunciación…).

Estas propuestas, además de facilitar que el alumno pueda exponerse al idioma a diario, permite que el alumno venga a las sesiones con más cosas que comunicar (flipped classroom), y por tanto el contenido de la sesión sea constantemente significativo. Es muy importante que el alumno tenga control y plantee preguntas: si somos nosotros los que constantemente interrogamos para mantener la clase dinámica, el alumno solo sabrá responder, y el objetivo, recordemos, es crear.

En definitiva, trabajar desde un enfoque comunicativo, lejos de ser una opción cómoda para profesores y alumnos, requiere de un trabajo de ambas partes por separado. El alumno exponiéndose al idioma, y el profesor investigando sobre los centros de interés del alumno para hacer propuestas y guiar de manera significativa.

© 2007 - 2023 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros