La importancia de organizar una clase particular

La clave del éxito es organizar, en todas las profesiones, pero sobre todo cuando eres tienes que dar clases. Hay formas de organizar el curso que te harán llegar a tiempo a todas las clases y enseñar mejor.

Buscamos profesores de todas las materias

Pero también es muy importante aprender a organizar una clase en concreto. Preparar todo lo necesario para una clase es importante, pero es solo una parte. Hay consejos y trucos que van mucho más allá de eso, el secreto está en cambiar la forma de pensar. 

Si cambiamos la mentalidad con la que nos enfrentamos a una sesión con nuestro alumno podremos hacerlo de una forma más eficaz, más eficiente y poder cumplir los objetivos invirtiendo menos tiempo y esfuerzo. 

 

Objetivos

 

Lo primero que te debes preguntar cuando tienes una clase por delante es ¿Qué quiero conseguir con esta clase? ¿Qué debe hacer cambiado cuando la sesión finalice? Hay veces que queremos enseñar un concepto o queremos que nuestro alumno haga un trabajo o ejercicio.

Esto forma parte de la organización, seas alumno o profesor. No podemos finalizar una clase sin saber si esta ha servido de algo o no y no podemos saber si ha servido o no sí no marcamos objetivos. Una vez que los tenemos hay tres posibilidades:

  • Objetivo cumplido: si esto sucedes, como es lógico debemos pasar al siguiente. Aunque no podemos olvidar repasar cada cierto tiempo el contenido para asegurarnos de que lo hemos hecho como es debido. 
  • Objetivo no cumplido: no debemos tener miedo a pensar que nuestro método no ha funcionado. No todos los niños son iguales y por lo tanto la forma de enseñarles no es la misma para todos, así que puede que si hemos intentado enseñar algo y no lo hemos conseguido puede que tengamos que intentar otra cosa. 
  • Objetivo cumplido a medias: cuando hemos hecho algo que ha funcionado pero no se han alcanzado los resultados esperados al completo. Puede que tengamos que cambiar algo, pero sobre todo debemos seguir trabajando en ese objetivo hasta cumplirlo. Es señal de que vamos por buen camino. 

 

 

Las clases son algo más que explicar

 

Cualquier profesor que alguna vez haya dado clase sabe que dar clase no significa prepararse un tema, explicarlo y ayudar con los deberes, es mucho más. Hay un montón de cosas, como preparar los exámenes, hacer ejercicios, corregirlos y resolver las dudas más extrañas posibles que también hay que planificar. 

Un error muy común, sobre todo en profesores que están empezando es improvisar todos estos aspectos. Tenemos que planificar hasta el más mínimo detalle:

  • Planifica los ejercicios: todos los profesores lo hacen, pero ¿lo estás haciendo bien? Para organizar los deberes tienes que mirar el tema que vas a dar, pensar cuales son los aspectos que hay que aprender y buscar al menos un ejercicio por cada aspecto importante. No vale solo con buscar ejercicios al azar sobre el tema, porque no todos te hacen trabajar lo mismo. 
  • Planifica correcciones: hay tres formas de corregir deberes. Justo después de hacerlos, con el alumno (refuerza lo aprendido en el momento), corregirlos en casa (hace que el alumno no invierta más tiempo del necesario en un tema) y corregirlos al día siguiente en la clase (sirve como forma de refrescar el tema). 
  • Preparar los exámenes: tanto si eres profesor de repaso, como si eres profesor de extraescolar hay que superar exámenes para saber si se están cumpliendo objetivos. Lo ideal es planificar sesiones intensivas para preparar un examen, que complementen las clases diarias. 
  • Planifica las dudas: nunca sabemos las dudas que un alumno puede tener ¿o sí? Nadie mejor que tú conoce un tema así que puedes dedicar tiempo, mientras estés preparando la clase para intentar averiguar las posibles dudas que puede tener el alumno, así no te podrán pillar desprevenido. 

 

¿Cuántas horas son necesarias? 

 

A veces, las clases particulares fracasan y uno de los principales motivos es porque no se han planificado bien el número de horas que hay que dedicarle. Es muy normal encontrarse con padres que deciden cuántas horas deben recibir clases sus hijos, cuando este debería ser un acuerdo entre todos. 

Pongamos un ejemplo con clase de guitarra. Un alumno quiere aprender a tocar una canción, el profesor la estudia y determina que necesita cinco clases para aprenderla. Así debe ser con todas las materias. 

Debes marcar el objetivo junto al alumno y determinar cuánto tiempo debéis invertir y a cuanta intensidad. Así podéis planificar las sesiones una por una y tenerlo todo bajo control. Aunque siendo realistas, será algo que tengas que negociar, intenta que al final sea el alumno el que salga ganando de todo esto. 

Una vez llegado a un acuerdo sobre las clases tienes que hacer un calendario detallado sobre los días que tenéis clase y sobre qué temas se van a tratar en cada sesión. Así el alumno puede estar sobre aviso y para ti será mucho más fácil organizarlo todo. 

 

 

 

¿Cómo organizar el material para dar clase?

 

Todo buen profesor debe tener una carpeta (física o virtual) con todas las herramientas que van a ser necesarias a la hora de dar clase. Hay que tener recursos para enfrentarse a una clase, sea del tipo que sea. 

Esto es un trabajo que se tiene que hacer antes de encontrar alumnos. Nosotros ya sabemos qué materias vamos a impartir y qué niveles somos capaces de dominar, así que busca todo el material posible antes de encontrar alumno. Esto te ahorrará tiempo, pero también podrás mostrarle todo lo que tienes antes de que te contraten. 

Además, tendrás que volver a hacer este trabajo una vez que hayas encontrado alumno y después antes de cada tema. La búsqueda de recursos educativo tiene que ser constante y para agilizarlo hay un truco que es infalible. 

  • Elige una materia
  • Divide la materia por niveles
  • Divide cada nivel por temas
  • Divide cada tema por dudas o aspectos a trabajar 
  • Obtendrás una lista enorme de aspectos
  • Busca recursos para cada uno de ellos

Una vez que hayas finalizado esta lista tendrás una carpeta de cientos de recursos que puedes ir actualizando y organizando a medida que vayas avanzando en tus clases. Además es algo que te puede servir para toda tu carrera y si lo haces con otros compañeros tendréis una fuente inagotable de recursos que os harán los mejores profesores. 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros