¿Cómo preparar el nuevo curso?

Como en cada comienzo de curso todos los profesores se enfrentan al mismo reto, tenerlo todo listo para que las clases no se conviertan en un caos. No importa el tipo de docente que seas, ya des clases en un centro o clases particulares, la preparación es fundamental.

Quizás aquellos profesores que trabajan en un colegio o instituto pueden tener algo más de margen de preparación porque suelen saber en qué va a consistir el temario. El temario de un profesor particular se va moldeando según la demanda de los alumnos. 

Alumnos para el nuevo curso

Todos los profesores deben tener un temario preparado y listo para enseñarlo. Den la materia que den y al nivel que sea hay que tener ciertas cosas preparadas y luego, a medida que va avanzando el curso hay que ir moldeando.

Cómo preparar el curso escolar es algo complicado para un profesor particulares No importa la materia que impartamos, son consejos aplicables a cualquier disciplina.  

 

¿Qué debes tener?

Hay cierto tipo de cosas que debes hacer de una manera más práctica. En septiembre todos los alumnos se preparan para la vuelta al cole y tu no puedes ser menos. Los profesores de los centros están varias semanas preparando el curso, los profesores particulares deben hacer lo mismo.

Qué cosas comprar, dónde anunciarse como profesor, qué temas son los que voy a dar, todo eso y mucho más es lo que tenemos que tener en cuenta. 

  • Compra lo que necesites: es momento de comprar todo el material para profesor que vas a necesitar durante el curso como agendas, cuadernos y bolígrafos. Pero además hay profesores que utilizan internet para realizar sus clases, revisa todos los programas que usas y utilidades virtuales.
  • Revisa tu perfil y anuncios en Tusclasesparticulares: si buscas alumnos, es recomendable que todos los años actualices tu perfil, reactives tus anuncios si los tenías pausados durante las vacaciones y amplíes el contenido de cada uno de ellos. 
  • Contacta con tus antiguos alumnos: un buen profesor se interesa por sus alumnos aunque no ya no tenga una relación académica con él. Es importante mantener el contacto porque nunca sabes lo que te puede aportar esa relación.
  • Márcate un horario: intenta reservar las horas en las que puedes dar clase y aunque no tengas alumnos intenta hacer algo productivo durante el día, esto hará que el cuerpo se vaya haciendo a los horarios de trabajo. 
  • Invierte: la vuelta al trabajo es el momento de invertir en aquellas cosas que sean necesarias para tener más éxito, nuevos materiales o algún tipo de plan especial en alguna plataforma que te de ventaja sobre otros profesores. 

 

 

Consejos para preparar el curso

Estas son solo unas pautas, y lo que debes diseñar es solo las líneas generales de un camino. Imagina un molde vacío que vas a rellenar con un temario, cuando conozcas al alumno y te cuente sus necesidades. Algo que será rápido y eficiente. 

  • Márcate un objetivo final: Tienes que tener algo claro, cual va a ser el propósito de tu educación. Eso depende de cada tipo de profesor, hay profesores que buscan el éxito académico de sus alumnos, otros consideran más importantes que aprendan concepto, otros quieren inspirar a sus alumnos para que aprendan por sí solos. Eso depende de la visión de educación que tenga cada uno, es importante tener esta idea clara y pensarla en primer lugar, ya que este es el pilar sobre el cual vamos a edificar nuestro plan docente.
  • Marca los objetivos del curso: Para esto tienes que tener claro las materias que impartes y a que niveles. No es un gran trabajo, tan solo tienes que tener una lista y asignar a cada nivel varios objetivos fundamentales a cumplir. Por ejemplo, si impartes guitarra a nivel básico, marca los acordes que deben aprender tus alumnos a final de curso o, por ejemplo, una serie de canciones que deben saber tocar.
  • Asigna tiempos: Puede que haya objetivos que no lleven un curso entero prepararlos, intenta definirlos en un espacio de tiempo. Mide los temas por clases, por semanas o por meses. 
  • Prepara evaluaciones: Aunque luego tengas que modificarlas, intenta prepararlas lo más generales posibles. Si das clases de refuerzo estas no tienen que ser parecidas a las de la escuela, no se trata de un simulacro de exámen, eso lo puedes preparar cuando empiece el curso. Ahora céntrate en cómo vas a evaluar algunos conceptos que consideras fundamentales y cuándo lo vas a hacer. 
  • Ten siempre un plan b: Cuando des todos y cada uno de los pasos piensa que si esto no funciona siempre debes tener una alternativa, algo que haga que la clase no se quede en blanco o que toda tu estrategia se vaya al traste. 

 

Preguntas para tus alumnos

Uno de los primeros pasos que te puede salvar la vida a la hora de preparar un nuevo curso es preguntarle a tus alumnos en la primera clase. Por eso mismo algunas personas recomiendan hacer la primera clase gratis o, al menos, tener una primera toma de contacto antes de empezar. 

  • ¿Qué les preocupa más del nuevo curso? Es importante conocer las inquietudes de los alumnos, saber cuales son sus mayores miedos. Sobre todo si tienes problemas académicos, intenta ir más allá del miedo a suspenso y averigua qué es lo que le preocupa en el fondo. 
  • ¿Qué le hace ilusión del nuevo curso? De la misma forma que debes conocer sus miedos, tienes que saber que es lo que le entusiasma y le hace ilusión. De esta forma podrás motivarlo e inspirarlo.
  • ¿De qué forma te gustaría aprender? Intenta darle voz en cuanto a los métodos de enseñanza. Aunque luego seas tú el que decidas intenta saber lo que él haría en tu lugar y podrás hacer las clases más fáciles y cercanas. 
  • ¿Qué tecnología usarías? Quizás te lleves una sorpresa al saber que tus alumnos pueden saber mucho sobre tecnologías que se pueden aplicar a la educación. Intenta confiar en este sentido en ellos. 

 

 

Beneficios de planificar

Como preparar una clase es la clave si quieres tener una gran ventaja y sacarle mucho más partido al curso. Tener un plan nos pone siempre un paso por delante y por lo tanto mucho mayor margen de actuación. 

  • Las clases serán más claras: Hay clases que se convierten en una maraña de contenido que carece de sentido y es difícil de interpretar por el alumno. La planificación nos hace tener una visión con distancia, miramos el temario desde arriba y si tu lo tienes claro el alumno también lo tendrá. 
  • Podrás evaluar: Solo si planifica unos objetivos previos luego podrás evaluarlos. Si marcas una directrices desde el principio luego podrás saber si has llegado o no, pero si no lo haces la evaluación se queda muy pobre y puede que injusta. 
  • Podrás adaptarte mejor: Aunque suene contradictorio, planificar te permite moverte mejor en la improvisación, si marcas unos límites sabrás hasta dónde puedes llegar y hasta donde no. Solo si conoces todos los caminos sabrás luego cuál es el que mejor te conviene. 

Como dar clases particulares es un gran reto, es complicado y hay muchas dudas. Para aquellos que son principiantes lanzarse al vacío sin pensar antes puede ser un suicidio, por eso sea lo que sea que planifiques y como lo hagas lo más importantes es que tengas un gran trabajo previo y los comienzos serán mucho mejores. 

¿Te ha gustado? Compártelo
Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros