Proyecto Emprender en la Escuela

La escuela tradicional ha estado presente durante muchas décadas en la historia de la educación. Aunque la escuela ha comenzado a transformarse, aún hay centros donde se sigue trabajando con el mismo método. Esta se basa en la obtención de un resultado óptimo, mientras que las nuevas metodologías se centran en el proceso de obtención del conocimiento. Una de las metodologías que queda bastante alejada de la escuela tradicional es la Escuela Nueva, la cual se centra en el papel activo e investigador del alumno y, el aprendizaje, se efectúa a partir de "ir haciendo" y no a través de la memorización de contenidos.

'' Emprender en la escuela '' es un proyecto anual de centro (PAC) y está introducido a sexto de primaria. Se basa en crear una cooperativa de manera real a partir de un trabajo activo. Este gira en torno al hecho de que los alumnos creen la cooperativa y una vez hecho, deben debatir cómo se organizará esta y qué pasos seguir. Uno de los objetivos es crear objetos para su venta posterior en el mercado de la ciudad. Por un lado, parte del dinero obtenido se destinará a la ONG que los y las cooperativistas decidan. Por otra parte, a una merienda que también organizará la cooperativa de alumnos. Los alumnos son quienes deciden la cantidad de dinero que se dan, que suele ser entre el 70% -80%.

En comparación con otros programas, este es muy vivenciado, ya que todo el trabajo que se hace en el aula se puede aplicar a aspectos de la vida cotidiana y, por tanto, es útil para el alumnado. Por ejemplo, este proyecto tiene una fuerte vinculación con el área de las matemáticas y emprendeduría aunque también se trabajan otras competencias como aprender a aprender, lengua oral y escrita, tecnología y artes entre otros. Además, gracias a esta experiencia aprenden a comunicarse entre iguales y expresar su opinión. Así pues, aporta a los niños independencia, creatividad y emprendimiento mientras que mejora su pensamiento crítico y de razonamiento.

Para llevar a cabo correctamente este plan, será necesario que los y las cooperativistas se pongan de acuerdo con los pasos que se deben seguir y deberán calcular cuáles y qué cantidad de materiales deberán comprar para crear los objetos, a cuánto los venderán y una serie de cálculos para que la balanza sea positiva.

Por otra parte, para hacer este proyecto posible es necesario que el centro escolar esté bien organizado. De este modo habrá que tener unas aulas bien distribuidas, utilizar de manera correcta los espacios y una colaboración por parte de las familias con el proyecto.

En la escuela San Miguel de Cornellà de Llobregat (Barcelona) las aulas están distribuidas de tal manera que los niños y niñas tienen espacio para poder moverse. En cuanto al mobiliario casi no hay, para así conseguir libertad de movimiento y las mesas y sillas se encuentran arrinconadas formando grupos de cuatro personas. Además, la pizarra se encuentra a la altura de los alumnos para que se sientan integrados en el aula y en la escuela.

Actualmente, las aulas están distribuidas de tal manera que han de permitir la libertad de movimiento, en cambio, antes no eran así. Decidieron reestructurarlas cuando se empezaron a llevar a cabo los diferentes proyectos innovadores, ya que el profesorado sentía que si quería cambiar los métodos de aprendizaje, también tenía que cambiar los espacios de trabajo. Por ello, la finalidad era que el alumnado se sintiera integrado en el aula y, además, que aprendiera a partir de la experiencia, por lo tanto, necesitaban que los niños observaran su entorno, se sintieran cómodos en el aula y tuvieran libertad de movimiento. El objetivo era dejar de impartir clases tradicionales y por este motivo, el ambiente en la escuela tampoco podía ser tradicional. Actualmente, todavía están reformando las aulas para que el espacio se adapte al aprendizaje y no al inrevés.

En cuanto a la organización de las aulas, gran parte del proyecto de emprendimiento se lleva a cabo en el aula, también se hacen salidas a cooperativas, viveros, ayuntamiento y tiendas. En el aula se trabaja en una mesa grande, de modo que todos los y las cooperativistas se ven las caras y pueden debatir los diferentes temas del proyecto. También, disponen de una pizarra interactiva, ordenadores y diversas tecnologías para poder desarrollar la cooperativa. El maestro / a asignado va alrededor para el aula y responde las dudas que tienen los niños, pero en ningún momento se sienta con los / las cooperativistas, ya que se considera que el alumnado debe ser emprendedor y debe saber ponerse de acuerdo sin la ayuda del docente. Por este motivo, el profesor / a hace de mediador e intenta que sea el alumnado quien lleve a cabo el proyecto sin las decisiones del profesorado.

Otro tema que se considera importante es la buena comunicación con las familias, quienes a veces también participan en los proyectos de manera puntual y, de esta manera se sienten parte del centro. Por ejemplo, con el proyecto de emprendimiento, algunas familias acompañan de excursión al alumnado para comprar los materiales necesarios para crear los objetos que posteriormente se venderán. Aunque las familias no deciden los materiales que se deben comprar ni tampoco las cantidades, ya que es trabajo de los niños gestionarlo, a veces apoyan, recomendando los materiales que son más útiles. También, ayudan a montar el puesto el día que se venden los objetos en el mercado de Cornellà entre otros.

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros