• ¿Hace falta formación para ser profesor...

¿Qué hay que estudiar para ser profesor de yoga?

Empezar a dar clases de yoga es una gran idea. Es normal que si somos asiduos a esta práctica y queremos pasar al siguiente nivel nos planteemos convertirnos en maestros de yoga. Pero dar clases, sea de la materia que sea no es nada que se deba hacer a la ligera.

Empieza a dar clases de yoga ahora

Y mucho menos cuando es una actividad deportiva o física. Hay que tener una serie de conomientos que deben ser aprendidos y que se deben acreditar de alguna forma. Si quieres empezar a dar clases de yoga tienes que tener ciertos aspectos en cuenta.

¿Qué puedo estudiar para ser profesor de yoga?

El yoga es una práctica milenaria que tiene muchísimos beneficios para la salud. Poco a poco se ha ido extendiendo por todo el mundo, mejorando la vida de mucha gente. Practicarlo conlleva unos conocimientos que deben ser aprendidos. No solo de la práctica en sí, también sobre la actividad deportiva en general.

  • Técnico Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva: es el grado superior para dedicarse a cualquier actividad que tiene que ver con el deporte. La mayoría de monitores de gimnasio es lo que han estudiado de base. Es el principio de muchos profesionales que luego se especializan en distintas actividades.
  • Ciencias de la Actividad Física y del Deporte: es la carrera, de conocimientos más amplios, es para personas que quieran dedicarse al entrenamiento físico de una forma más profunda y a un nivel mucho más alto.
  • Cursos privados de yoga: es lo que deberás estudiar si quieres completar tus conocimientos y especializarse. El yoga es una disciplina compleja que tiene muchísimas ramas y vertientes. Debes ser un gran maestro en yoga para empezar a dar clase y cumplir las expectativas de aquella persona que te contrate.

No pienses que por ser algo que no está reglado no debes estudiar. Hazlo y mucho, no solo por el bien de tus clientes, sino porque a más conocimientos tengas mejor profe serás y más trabajo tendrás.

Empieza a dar clases particulares

¿Cómo elegir un buen curso para dar clases de yoga?

En el mundo de la formación hay que ir con cuidado y solo fiarse de aquellos sitios que están realmente acreditados. Si estás pensando en estudiar para ser profesor de yoga, ten estos aspectos en cuenta siempre:

  • Compara centros y maestros: nunca te quedes con la primera opción. Haz una pequeña investigación de centros y profesores, consigue toda la información que puedas antes de tomar alguna decisión.
  • Consigue opiniones de otros alumnos: intenta contactar con anriguos alumnos y si están trabajando en algún sitio dando clase mejor. Si no lo consigue mira opiniones de sitios fiables como google.
  • Explora bien el programa: pide toda la documentación que puedas, los programas académicos, cuáles son los temas y compáralos. Pregunta todas las dudas que tengas, no tengas vergüenza, es mejor cometer el error de ser molesto que de ser ingenuo.
  • Pregunta por las certificaciones finales: qué títulos y diplomas obtienes al final, fíjate bien si están avalados por otras empresas, agencias o asociaciones de formación en profesores de yoga. Todo el mundo puede imprimir un diploma, ten cuidado.

No dejes de formarte nunca, una vez hayaz hecho un curso sigue haciendo. Podrás encontrar nuevas formas o técnicas que no conocías, esto le dará un toque a tus clases distinto y será lo que marque la diferencia y podrás tener muchos más clientes.

¿Cómo es un buen profesor de yoga?

Los profesores de yoga deben ser grandes personas, es una práctica pensada para equilibrar cuerpo y mente y un maestro debe dar ejemplo. Algunas de sus principales características son:

  • Compartir: crea un entorno donde todo lo que sepa y lo que piensa está a disposición de los alumnos. Un buen profesor de yoga deja el egoísmo atrás para darlo todo a sus alumnos.
  • Conecta y empatiza: hay que entender al alumno en todo momento. No importa el tiempo que lleve y lo bien o mal que se le de el yoga, ponte en su lugar y tratalo de la mejor manera posible.
  • Preparar las clases: no dejes algo tan importante como una clase a la improvisación, debes saber cambiar la ruta sobre la marcha pero todo dentro de un plan.
  • Presta atención: debes tener miles de ojos incluso cuando los tengas cerrados, observa a todo el mundo y mira bien todas las posturas y detalles.
  • Respetar la disciplina: el yoga es un arte milenaria al que debes prestarle mucho respeto. Tómate en serio cada clase y cada momento en el que estés practicando yoga.

Evaluate y empieza a pensar si crees que sería un buen profesor. Haz un trabajo previo de introspección, pero no tendrás la verdadera respuesta hasta que no lo pruebes. Empieza a dar clases ahora y descubre si estás hecho o no para practicar yoga.

Otros artículos relacionados que te interesarán:
  1. Dónde empezar a dar clases de yoga
  2. ¿Qué hay que estudiar para ser profesor de yoga?
  3. Empieza a dar clases de yoga ahora
© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros