El uso del aire es como el flujo del agua por una manguera

Como maestro de canto recibo numerosas preguntas acerca del funcionamiento correcto del "APOYO".

¿Uy! esta palabrita que nos desorienta tanto a los cantantes....

Claro está que si se habla tanto el apoyo, algo tendrá que ver con el canto ¿verdad?
Muchas veces parece que se habla de un mito o de una figura casi eterea, inalcanzable, pero no es así, se los garantizo.

Nuestro muy querido y anhelado "Apoyo" es la base del canto proyectado.

Un bebé cuando llora proyecta sus gritos de manera maestra, un grito apoyado, se podría decir.
Pues ahí tenemos un muy buen ejemplo de lo que podemos ver y tocar con nuestros propios ojos y oídos.

Nosotros para cantar y proyectar nuestra voz usamos el aire que está en nuestros pulmones y que pasando por las cuerdas vocales se transforman en sonido.

Pero ese aire puede ser dominado, conducido, guiado y optimizado con la intervención de dos elementos indispensables:

  1. La musculatura costo-abdominal
  2. El cierre glótico.

¿Qué significa esto? Pues que si nosotros usamos nuestros músiculos podemos crear diferentes presiones que podrán influir directamente sobre el flujo de aire expulsado. Por ejemplo, si pensamos en soplar para apagar una vela, notaremos como nuestros músculos costo-abdominales se pondrán en funcionamiento, contrayéndose eimpulsando el aire con la intensidad necesaria para lograr que éste apague la llama de la vela.

Pero el otro elemento necesario que hemos mensionado es el cierre glótico. Éste funciona como válvula que regula la cantidad de aire que permite que pase entre las cuerdas vocales.
Por lo cual las cuerdas vocales van a esta sometidas a una presión del aire que querrá pasar a traves de ellas, pero a la vez estas harán una resistencia. Dicha resistencia es la causante de un sonido más firme, más timbrado, más rico en calidad y más sonoro (aunque ésto se explicará en otro momento).

Se podría ejemplificar con la imagen de una manguera: tenemos un grifo que serían nuestros músculos costo-abdominales, y tenemos una manguera con su boca de salida en el otro extremo.

El caudal del agua será debido a la presión que nos proporciones el "grifo costo-abdominal", y la salida del agua dependerá del tamaño de la "apertura glótica" del final de la manguera.

Todos sabemos que modificando el orificio de salida de la manguera, ya sea apretando o disminuyendo abertura por ejemplo con un dedo, el fluir del agua se modificará e irá más lejos y más concentrada. Cuanto más pequeño el agujero de salida, más présión de agua deberá soportar el dedo, y más lejano irá el chorro de agua.

Ahora bien, si nosotros jugamos con esa apertura de la boca de la manguera conjuntamente con la apertura del grifo, podríamos dominar el caudal de agua y hasta podemos jugar para que chorro vaya mas lejos o más cerca a voluntad, en base a resistencia que hagamos con nuestro dedo. Así lograremos embocar el agua en la maseta que tenemos a un metro, o a dos metros, o hasta más lejos que eso.

Con el canto pasa lo mismo. Si nosotros controlamos ambas presiones y logramos un equilibrio orgánico, obtendremos como resultado una voz apoyada.

Pero, querido lectores, la cosa no es así de simple, No! Debemos aprender a controlar estas presiones. Mientras fonamos debemos ir conociendo cómo hay que ir regulando nuestro instrumento vocal para obtener los mejores sonidos resultantes.

Apoyar no significa APRETAR, sino que significa ayudar a salir con gentileza y elegancia. O sea, que nuestros músculos trabajarán de forma elástica y de forma de bombeo.
Cuanto más agudo iremos neceitaremos más auxilio de nuestros músculos, cuanto más grave iremos los músculos disminuirán su presión, de lo contrario iniciaremos a "crecer" en la afinación .
Pero mucho cuidado, querido lector, he dicho disminuiremos, no confundir con me olvido de la musculatura y abandono el apoyo. NO. Las nota graves también se sostienen con la musculatura. Y aún hay más: los pianos y pianisimos necesitarán de un mayor sosténo apoyo para que mantengan laidad sonora y viajen en la acústica de la sala.

En conclusión, nuestro apoyo nos ayuda a mantener el sonido firme, controlado y sonoro.
También nos ayuda a hacer pianos de calidad y que estos sonidos puedan "correr" en una sala de teatro aunque sean de baja intensidad. Deben ser guiados constantemente y funcionan de manera elástica y ondulante, como un acelerador de auto o de moto. A mayor velocidad , mayor apoyo, pero para ir a baja velocidad seguiremos manteniendo nuestro acelerador con la presión necesaria para que siga a velocidad constante.

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros