5 consejos fáciles para eliminar la frustración al aprender inglés

Llevas años yendo a clases de inglés y empiezas a preguntarte: "¿Mejoraré el inglés algún día?" Muchos de mis alumnos me han hecho esta misma pregunta.

Entiendo perfectamente que, después de tanto tiempo y tantas clases, parezca tarea imposible. Llevo varios años enseñando inglés en España, y estos son los consejos que le doy a los alumnos que se sienten frustrados:

1. Inmersión, inmersión, inmersión.

Esto es, con diferencia, lo mejor que puedes hacer. Necesitas empaparte de inglés. Busca algún aspecto del idioma que te guste: Una serie que quieres ver en versión original, un podcast interesante, documentales... Cuanto más te hagas el oído al idioma, mejor. Aunque no lo entiendas todo, la clave está en entrenar el oído para que se acostumbre a los sonidos nuevos.


2. Habla siempre que tengas la oportunidad.

Esto es algo que he vivido personalmenteal aprender español. Quizá te sientes muy torpe hablando un idioma que no conoces, pero una de las mejores maneras de aprender es cometer errores. No puedes mejorar si no estás dispuesto/a a hablar. La mayoría de la gente que conozco aprecia muchísimo que te molestes en aprender su idioma y, desde luego, entenderán perfectamente que puedas equivocarte.


3. Utiliza post-its.

Muy efectivo para principiantes. Llena la casa de post-its con vocabulario relacionado: Puedes escribir el nombre de los objetos o verbos que tengan alguna relación con ese objeto. Para los que tenéis más nivel, esta es una manera muy efectiva de aprender los dichosos "phrasal verbs".

4. Revisa el material

Muchos alumnos cometen el error de no dar importancia al tema de la revisión. Si tienes un profesor privado, es importante revisar el material que has aprendido en clases anteriores. A veces tenemos que repetir una palabra nueva hasta diez veces para que se nos quede en la cabeza. Pide a tu profesor cinco minutos de revisión al inicio de cada clase. Te sorprenderá lo mucho que mejoras con esta práctica.

5. Grábate

A veces es difícil darnos cuenta de cuánto progresamos a lo largo del tiempo, y quizá tengas la sensación de que no has progresado en absoluto. Una buena forma de medir esto es grabar un mensaje de voz de 5 o 10 minutos para tu yo del futuro. Escúchalo unos meses después y te darás cuenta de lo mucho que has mejorado. ¡Ya verás cómo te anima!

Espero que estos consejos te hayan ayudado a mantener la esperanza y que continúes con tus clases. Recuerda que no puedes aprender un idioma de la noche a la mañana. Requiere tiempo y dedicación. Así que, ¡ten paciencia y sigue aprendiendo!

© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros