Recomendaciones para un proceso de estudio eficaz

Antes de comenzar con mi primer post quisiera recalcar que mi campo de estudio son las ciencias de la salud y no la pedagogía, por lo tanto la siguiente información se basa en mi experiencia de 20 años como estudiante y en recomendaciones que me gustaría entregar como licenciada en enfermería basadas en la ciencia. Dicho esto, si estás en la búsqueda de ayuda te felicito, es el primer paso. Reconocer una debilidad y trabajar en ella demuestra tu interés en superarte y mejorar. Ahora bien, muchas veces he brindado ayuda a estudiantes brillantes cuyo principal problema es la organización, con esto me refiero por ejemplo, a dedicar poco tiempo al estudio, estudiar bajo factores físicos o ambientales inconvenientes, estudiar con poca o mínima anticipación para los exámenes o tratar de abarcar mucha información en sólo una clase particular.

Lo anterior se relaciona con la que debería ser base del estudio: los hábitos. Un hábito no es una condición que se adquiere naturalmente, se genera en base al interés del individuo, su compromiso y perseverancia mantenida en el tiempo. Existen teorías que sostienen que la formación de un hábito requiere de entre 21 y 66 días. Crear hábitos de estudio es fundamental para el éxito académico; en mi experiencia la disciplina y organización representa la mitad del trabajo (la otra mitad serían factores internos como habilidades duras, habilidades blandas, memoria, coeficiente intelectual, etc).

Además de los hábitos de estudio, es importante agregar que la planificación es también un factor clave para un aprendizaje eficaz. Asignar la cantidad de tiempo necesitas para desarrollar tareas, estudiar para pruebas u otras actividades te permite reducir tu carga de estrés considerablemente.

Las condiciones ambientales son fundamentales para mi y quisiera enfatizar como profesional de la salud que el estrés sostenido en el tiempo es sumamente perjudicial para la salud, así como la privación del sueño y más aún si se trata de estudiantes de educación media, que se encuentran en plena etapa de desarrollo físico y mental. En mi caso, me gusta mi escritorio despejado, la menor cantidad de estímulos acústicos posibles y todos los destacadores que encuentre. Me sirve crear diagramas, mapas conceptuales y resúmenes con colores porque retengo de forma visual, además mientras los creo voy leyendo y re-leyendo por tanto no se me olvida más. También me sirve mucho grabar las clases y escucharlas mientras estudio las diapositivas entregadas por el profesor, voy repasando y recordando todas explicaciones que entregó en clase y que pasé desapercibidas. Te recomiendo explorar todas las metodologías que puedas de manera de escoger y practicar la que más te convenga.

Apóyate con videos explicativos, y aunque youtube no es la fuente más confiable del mundo por su gran cantidad de información y el libre acceso a subir material no revisado, existen muchos profesionales que comparten material realmente últil en todo ámbito.

Finalmente quisiera enfatizar en la alimentación y nutrición no sólo durante el proceso de estudio sino como hábito; todas las células de nuestro cuerpo requieren de glucosa para obtener energía y las neuronas no son la excepción. Tu cerebro necesita glucosa, pero para obtenerla no debes recurrir a los carbohidratos que tienen un alto índice glucémico: azúcar blanca, dulces, cereales refinados, pan blanco, etc. El desayuno es fundamental después del ayuno de 8 horas (aprox) durante la noche, el prolongarlo podría provocar graves consecuencias como hipoglicemias, que se manifiestan con síntomas como mareos, visión borrosa, sensación de fatiga, etc., que afectarán considerablemente tu rendimiento.

Espero haber podido orientarte, estaré disponible para atender tus consultas y/o apoyar te para que alcances tus objetivos.

Un saludo afectuoso.

© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros