¿Cantidad o calidad? Ese es el kit de la cuestión

Después de unas cuantas experiencias como docente de Inglés, otras asignaturas en inglés y programas de diseño he llegado a una reflexión que, ya antes de dedicarme a esto, mi sentido común apoyaba. Son muchos los responsables y padres/madres los que tienen un incansable empeño en que los alumnos aprendan múltiples conceptos y temarios en poco tiempo. Parece que ello les diese la certeza de que, al avanzar a pasos agigantados, la calidad del servicio está siendo óptima cuando, en realidad, no siempre y más bien en contadas ocasiones está siéndolo. Siempre se busca avanzar de la manera más rápida y eficaz posible pero, ¿se está consiguiendo?

No todos tenemos la misma capacidad de retención, lo que no quiere decir que unos sean más o menos brillantes que otros ya que hay múltiples tipos de inteligencia diferentes y es vital saber cuál de todas es la que posee cada alumno para personalizar las clases y así sacar lo mejor de él/ella para llegar a los resultados esperados en la mayor brevedad posible.Pero lo que ocurre, es que a muchos alumnos se les exige aprenderse y acordarse de contenidos nuevos en una o dos únicas clases porque, detrás de un servicio como es el de la enseñanza, casi siempre hay un programa que "hay" que cumplir. Estas presiones lo único que acaban por conseguir es que el alumno se estrese por no obtener los resultados esperados en lugar de aprender disfrutando en cada clase. Y algo parecido le ocurre al docente.

Tengo comprobado que es infinitamente más eficiente a largo plazo una metodología que potencie la interiorización del contenido desde la práctica constante y dinámica. El alumno siempre recordará con mayor facilidad aquellos contenidos que ha aplicado a distintas situaciones, actividades y momentos que aquellos que se han impartido e intentado interiorizar solamente un par de veces por la necesidad de completar un programa de estudios. Para eso ya están las escuelas y el sistema educativo, el cual no parece estar siendo demasiado eficiente cuando hay un severo problema de fracaso escolar en este país.

Considero, y consideremos todos, que los docentes particulares o de apoyo y refuerzo deberíamos llevar a cabo un servicio distinto al que se les ofrece diariamente a los interesados para conseguir, de verdad, resultados satisfactorios.

© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros