Clases particulares en tiempos de pandemia.

Esta pandemia ha servido para realzar el valor de las clases no presenciales. Ha servido para formentar tambien el teletrabajo. Y también para demostrar el potencial de realizar clases grupales, ya que con plataformas como zoom, skype o google hangouts se puede realizar clases para 3, 4 o hasta 10 alumnos inclusive. Esto hace que al alumno le salga mucho más barata la clase, ya que si fuera individualizada sería algo más caro, y también sale beneficiado el profesor, ya que su montante total sale superior. En definitiva, es un win-to-win, tanto para profesor como para el alumno.

Personalmente, para preparar mis clases realizo un esquema con el material en formato de PDF que me manda el alumno, y antes de que comience la clase se lo mando al correo. A partir de ahñi, mi explicación complementa el esquema que le he mandado sobre su temario. Finalmente, una vez explicada la teoria, pasamos a resolver ejercicios propuestos o examenes de años anteriores que estén disponibles en su campus virtual. De esta forma, el alumno puede ir muy preparado a realizar exámenes parciales y finales, y sabiendo que lleva la mochilla más que equipada.

Al final, si el profesor se prepara adecuadamente la clase, el alumno asimilará más rápidamente los conocimientos. Y si eso se produce, pues más probable que anime a compañeros o amigos a que se unan a estas clases tan y tan productivas. Es decir, hay incentivos por las dos partes para que todo salga correctamente.

Temas
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros