Clases personales o clases grupales. ¿Cuál elegir?

Tras cinco años de experiencia impartiendo clases de salsa en Cuba, siempre aprecié nuestros métodos de enseñanza por encima de los utilizados en Europa y otras partes del munod, lo cual corroboré al llegar a España. Aunque las clases de baile se imparten de manera multitudinaria, en grandes salones y con un mínimo de dos profesores, el hecho de que los estudiantes bailen juntos y traten de aprender entre sí con las técnicas ofrecidas por el profesor no deja de estar en desventaja con la opción de tener un profesor personal. No es menos cierto que este método se debe, entre otras razones de otros ámbitos, al hecho de que es más factible para una escuela de baile tener menos profesores y más alumnos. De igual forma, resulta más sencillo para el trabajo, pero no así más eficiente. No obstante, como todo método de enseñanza, lo considero igualmente bueno siempre y cuando nos ayude a aprender cosas nuevas.

El tener un profesor personal, que solamente esté atento a su alumno/a me parece esencial para aprender a bailar, más que rápido bien, pues el aprendizaje muchas veces depende más del talento del maestro que de la capacidad del estudiante, pues sin maestro no hay materia que aprender. Por tanto, abogo por las clases de baile personalizadas, particulares, sobretodo con algo tan preciado como el ritmo y el tempo de la música, que tanto se pierde cuando el estudiante trata de poner mayor atención en aprenderse las figuras.

En fin de cuentas, cada cual es libre de escoger lo que le resulte más agradable y necesario. Pero si se quiere llegar más rápido y bien al gozo del baile, no hay que dudar en clases personales.

Temas
© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros