Como las clases particulares acabaron descubriendo mi vocación

Hace cuatro años que di mi primera clase particular, y a lo largo de estos años han ido pasando por mí diferentes alumnos de diferentes niveles. Cada alumno que he tenido ha supuesto un aprendizaje tanto en la forma de explicar mis materias como en la forma de tratar con cada tipo de persona. Todo ello ha hecho que quiera dedicarme profesionalmente a la docencia, lo que incluye sacarme el Master de Formación del Profesorado y querer continuar mi carrera.

Aun recuerdo como comenzó todo con aquel alumno que me pidió ayuda con las matemáticas porque tenía que recuperar. Antes de aquello pensaba que ser profesor particular simplemente sería explicar el temario, resolver dudas y hacer los deberes con el alumno.

Con el tiempo comprobé que era mucho más complejo: adaptarse al tipo de alumno, comprender sus dificultades y hacer las materias lo más amenas posibles para que su comprensión sea mayor. Con cada alumno, puedo decir, que he aprendido una cosa nueva; e incluso, podría decir que ellos me han enseñado tanto o más de lo que yo les he enseñado a ellos, encendiendo la chispa de quererme convertirme yo mismo en profesor y hacer que mis futuros alumnos amen aquello que yo siempre he amado: la Biología.

Por ello, puedo decir que gracias a esas clases de repaso he podido descubrir la pasión por la enseñanza y hacer amar a los alumnos por comprender el mundo, ya que considero que el mejor arma que hay para comprender lo que nos rodea es la educación y el saber, cosa que nunca hay que despreciar.

© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros