El confinamiento. Un viaje hacia el interior

Es un buen momento de viajar hacia dentro, es como volver a casa y es así como el nodo norte en Cáncer nos invita recorrer esa vuelta al hogar de donde procedemos y que nos habíamos alejado demasiado. La Tierra nos lo impone con Urano en Tauro para que dejemos respirar en paz la naturaleza tan maltrecha por toda nuestra creación tan funesta. En este viaje espiritual “forzado”, con Neptuno en Piscis los humanos estaremos más en contacto con nuestra alma sin tantas distracciones y tanto estrés.

Todo este escenario se nos presenta entre dos polos: un lado dramático en vidas y padecimiento humano y por otro lado de vital importancia para la evolución de la humanidad. Aquí nos encontramos con Pluton y Júpiter en Capricornio pero también Saturno en Acuario -aunque cuando empezó todo estaba también en Capricornio- tres actores algo diferentes pero en el fondo demoledores. Por una banda está Plutón que quiere que todo se transforme de arriba abajo y por otra está Saturno el quiere conservarlo todo pero hace justicia. Júpiter el que lo amplifica, el que se apunta por una buena causa, el que ve más allá y para él no hay fronteras.

De allí tiene que salir algo bueno para la Tierra y para el ser humano pues nada puede ser lo mismo después de esta - o mas de una- cuarentena y las consecuencias que va tener a nivel personal, social y politico. Así que seguro será un nuevo despertar dentro de las enormes dificultades que nos podemos encontrar. Hay que buscar la parte positiva del confinamiento si queremos ver que todo forma parte de la evolución del ser humano.

Temas
© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros