Un consejo para el estudio de textos filosóficos

Leer filosofía se convierte en una tarea mucho más interesante si uno presta atención a lo que está leyendo, y juega un poco a buscarle las cosquillas al autor. Aquellas personas que no sienten mucho interés por la filosofía pueden salir con pasar un buen rato si en vez de leer un texto filosófico como algo a memorizar lo leen como algo a criticar.

Precisamente en el arte de la crítica haya el ingenio un hogar firme: saber cuestionar al autor, saber hacerle preguntas, requiere el ingenio que en la memorización se nubla. Precisamente leyendo con atención es cuando nuestra memoria también se activa reforzando lo leído.

¿Cómo ser crítico con el texto? ¿Cómo ser un "hater" de la filosofía? Pues leyendo los argumentos de los autores, lapiz y papel en mano, y preguntarse si todo lo que dicen está justificado dentro del marco de su propio pensamiento: nada mejor que derrotar a tu enemigo en su propio terreno.

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros