Lo difícil de estudiar en tiempos de pandemia

Son tiempos díficiles. El estudiante lo sabe. Si antes era complejo estudiar, ahora lo es más aún. No estabamos preparados para las clases online, pero aún así muchos pusimos lo mejor de sí y logramos terminar la carrera. Pero otros quedaron en el camino, dejaron los estudios o los pospusieron por no disponer de los recursos necesarios para estudiar.

No todos tienen computadora con acceso a internet o celular con wifi. Otros no dispusieron de dinero para cargar crédito a sus celulares y quienes lo hicieron se encontraron con escasa señal para acceder a clases por Zoom. Sumado a esto, muchos enfrentaron la apatía de ciertos profesores a los que no les importaba si se te dificultaba acceder a las clase. Eso fue muy frustrante y la verdadera causa de abandono por parte de algunos de los estudiantes.

Encuentra tu profesor ideal

Es que para muchos la escuela es un espacio de contención donde poder vincularse con otros, compartir ideas, charlar, despejarse y a través de la virtualidad se complicó todo esto.

No todos son buenos expresando sus sentimientos a través de la pantalla o dándole a su compañero esa contención que propiciaba el encuentro en la escuela. Nadie estaba preparado para esta situación y muchos pensaron que se trataría de algo que apenas duraría unas pocas semanas y se encontraron con que no pudieron manejar la situación y el estudio se volvió tedioso, aún más de lo que supone habitualmente.

Los problemas mentales acaecidos por la pandemia confluyeron también para que estudiar se complicara más. No fue fácil estar encerrados las 24hs del día, tener que entregar trabajos prácticos a término, no tener un lugar tranquilo donde trabajar y lidiar con la depresión y ansiedad que generó ese encierro.

Las claves para encontrar al mejor profesor de cualquier materia
Desde el primer momento que piensas, “mi hijo necesita clases particulares” comienza un camino difícil de recorrer. Buscar un prof...

Pero aún así muchos estudiantes decidieron seguir adelante y aprovechar las malas situaciones que acontecieron el año pasado para replantearse miles de cuestiones. Por ejemplo, si la carrera que estaban estudiando era lo que realmente querían para su vida, sus gustos, sus preferencias, las oportunidades laborales, etc.

Hubo quienes decidieron cambiar de carrera y terminaron eligiendo cosas muy distintas. Y empezaron a matricularse para estudiar cosas que realmente cubrían sus expectativas laborales y de vida.Otros siguieron su carrera y se anotaron para cursar otra a la par.

Para muchos, la pandemia fue un trampolín que permitió darnos cuenta de lo que queremos para disfrutar nuestra vida plena y ser feliz.Hay que tomar lo positivo de lo negativo y encontrar la solución al problema, aprendiendo constantemente y madurando a cada paso.

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros