Entiendes algo cuando eres capaz de explicárselo a tu abuela

Eso decía Albert Einstein. Y algo parecido decía el abogado de la película "Filadelfia" antes de interrogar a un testigo: "explíquemelo como si tuviera 10 años".


Llevo muchos años dando clases, y enseñar me ha servido para aprender. Y se aprende mucho. Lo primero, que todos no somos iguales, y que cada uno tiene características que le hacen único, e irrepetible. Que cada persona tiene su ritmo de maduración y de aprendizaje, que debe ser respetado. Y que la motivación mueve montañas.

Hay pocas cosas que resulten tan reconfortantes como compartir tus conocimientos con alguien que los necesite o que quiera escucharlos. El coger un concepto que flota entre las nubes, bajarlo, y hacerlo asequible y cercano a un alumno o a un colega es algo que siempre llama mi atención.

Y para hacerlo se necesita algo más que un conocimiento enciclopédico o que unos grandes fundamentos técnicos ( que no vienen mal ). Hace falta tener capacidad didáctica, poder de transmitir, de llegar a quien te oye y entusiasmarlo con lo que cuentas.

¿ De qué sirve un Premio Nobel si no puede transmitir lo que sabe ? Es como una carta a un niño que no sabe leer.

Cuando se lucha contra un complejo problema de Física, se gana o se pierde, Cuando se intenta resolver una ecuación, se gana o se pierde. Pero cuando se lucha porque un alumno lo entienda, siempre se gana, porque la recompensa de una buena acción, está en haberla hecho. ¿No crees?

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros