¿Estábamos preparados para ser autodidactas antes del coronavirus?

Publicado por Vicky

Hoy me gustaría compartir una reflexión que llevo teniendo muchos años y que en estos tiempos ha empezado a ser bastante relevante. Llevo seis años impartiendo clases particulares y, aunque mi especialidad es la economía de bachillerato y ciclos formativos y la formación y orientación laboral, la mayor parte del tiempo que estoy dando clases la dedico al apoyo escolar a alumnos de secundaria.

También he tenido a niños de primaria, y en todos ellos he venido observando que tienen muy poca capacidad para resolver problemas sencillos por su cuenta, tampoco tienen (generalmente, siempre hay honrosas excepciones) mucha iniciativa.

Descubre el Aula Virtual para dar clases online

Y este es un patrón que se da hasta el bachillerato, momento en el que ya comienzan a tener que tomarse decisiones clave acerca del futuro (y, por cierto, periodo en el que la ansiedad empieza a ser bastante frecuente porque se pasa muy rápido de estar protegido en nuestra crisálida a tener que comenzar a ser autosuficiente y constante por uno mismo). 

Obviamente, la culpa no es de los alumnos, es de un sistema que "enseña" a golpe de libro. Nos desarrollamos en el entorno educativo sin adquirir ciertas competencias transversales que muchas veces son igual de importantes (o más) que la formación o la experiencia que uno tenga en su vida académica y profesional.

La proactividad, por ejemplo. Y esto puede deberse a la falta de creatividad en la enseñanza y a la rigidez de los programas educativos. En cuarto de la ESO estamos hartos de diferenciar un sintagma nominal de un adverbial, pero no se nos ha ayudado a resolver problemas transversales, ni tenemos soft skills que nos ayuden a salir del paso si nos vemos solos ante el peligro. 

¿Nuestro sistema de educación obligatoria estaba preparado para contingencias como el COVID? Evidentemente, no. Pero sería muy interesante estudiar nuevos métodos de enseñanza para preparar a los alumnos y que, si por cualquier causa se suspenden las clases presenciales, sepan cómo reaccionar y el choque con la nueva realidad sea menos duro.

Claro que eso también pasa por el (des)interés que tienen los alumnos por las asignaturas: cuanto más rígidas sean, menos interés tendrán y más les costará ser autodidactas en tiempos como éste.

Es necesaria, a mi parecer, una revisión de los métodos de enseñanza y de estudio que se proponen en los colegios e institutos, pues la falta de motivación que generan los actuales es importante, y en consecuencia el estrés y la ansiedad por no saber afrontar los temarios. 

Ya conoceis el proverbio: "Dale un pez a un hombre y comerá hoy, dale una caña y enséñale a pescar y comerá el resto de su vida". ;)

¿Te ha gustado? Compártelo

Vicky

Síguenos en
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros