El miedo al folio en blanco: consejos para un buen writing

¡Hola a todos y bienvenidos al blog!

Muchas veces, cuando nos ponemos a escribir, no sabemos por dónde empezar o qué errores cometemos y cómo mejorarlos. Si quieres leer algunos consejos sobre cómo mejorar tu writing y superar ese miedo al folio en blanco, ¡sigue leyendo!

  • Cada writing, independientemente de su nivel o estilo, debería tener cuatro párrafos: introducción (párrafo 1), las dos ideas principales (párrafos 2 y 3) y conclusión (párrafo 4)
  • Asegurate de que conoces el estilo del writing que tienes que redactar. ¿Es formal o informal? ¿A quién va dirigido? ¿Qué longitud debería tener? ¿Qué gramática debería usar?

TIP: Prueba a hacerte una lista con los 3-5 puntos principales de gramática que quieres usar. Piensa en esos que nunca usas, en los que más te cuestan (por ejemplo, condicionales o pasiva)

  • Un buen comienzo puede ser coger un papel en sucio y hacer una especie de esquema sobre lo que queremos escribir. Nos vamos a centrar en las ideas principales y qué puntos vamos a desarrollar dentro de cada una de ellas.

Ejemplo práctico: imagina que te piden escribir una redacción en la que tienes que hablar de las ventajas o desventajas de comprar online. Haríamos algo parecido a esto:

Ventajas - más ofertas

más rápido

no hay bullicio de gente

Desventajas - webs no seguras

necesito una tarjeta de crédito

demasiadas opciones

Una vez que tenemos esto claro, y más o menos lo tenemos estructurado, podemos empezar a escribir.

  • Usa frases cortas y directas, pero sin olvidarte de los conectores. Con esto quiero decir que en un párrafo debería haber unas 2-4 frases, que no líneas. No cometas el error de escribir 7 líneas sin un punto, puede dar la sensación de que te has hecho un lío del que quizá no has sabido muy bien cómo salir.

TIP: Comienza usando conectores simples (and, or, but) y poco a poco ve “subiendo de nivel”. También puede ser útil, una vez llegados a este nivel, crearte una especie de batería de conectores clasificados por su uso (añadir información, expresar ideas opuestas, estructurar el texto…)

  • Una checklist siempre es una buena amiga. Una vez hayas acabado, comprueba que has seguido todos los puntos que te habías marcado al principio (puntos gramaticales, ideas principales…) así como puntos de corrección (ortografía, nivel de formalidad…
  • Last, but not least: Una vez corregida esa redacción, tenla en mente cuando hagas la siguiente. Refuerza los aspectos que hayas tenido bien, y fíjate en qué errores cometiste para intentar no volverlos a cometer.

Espero que os haya gustado y os sea útil. Y si te animas a seguir estos pasos, me encantaría saber qué resultados han tenido en ti.


Nos leemos pronto,

S.

Temas
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros