La paciencia es una virtud y todos podemos ponerla en práctica

Como profes(de español en mi caso) muchas veces llegamos a las últimas clases del día agotados. El día ha sido duro, ha hecho calor o frio, el metro, autobús o coche no ha hecho más que darte problemas todo el día... y en tu última clase, parece que el almumno no termina de comprender nada de lo que le explicas... ¡qué desesperación!

Situaciones así, o parecidas, las hemos vivido todos. Ese momento en el que te dan ganas de coger todos tus papeles y marcharte a casa. Pero tienes a tu alumno delante, intentando hacer un esfuerzo por comprender todo lo que le dices. Y te das cuenta de que no es culpa suya, simplemente hoy necesita un poco más de ayuda, eso es todo.

Y piensa que si tu día ha sido largo. probablemente el suyo también. Si es tarde, hace calor o frio y estás cansado, casi seguro que él se siente igual. Y además tiene que hacer un esfuerzo extra, porque le estás hablando en otro idioma, su cerebro está funcionando a mil por hora por entender tus palabras por un lado y los conceptos por otro. Empatiza. Intenta ponerte en su lugar. Lo que yo hago en esas ocasiones es llevar siempre alguna actividad alternativa para estos momentos, algo más lúdico, más entretenido que no requiera tanta concentración y os ayude a ambos a hacer la clase lo más productiva posible, a pesar de las circunstancias que parecen ponerse todas en vuestra contra.

Seguro que tu alumno lo agradecerá, y tú llegarás a casa con la satisfacción del trabajo bien hecho, consciente de que le has ayudado a aprovechar el tiempo. Como profes, creo que una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta es salir de cada clase como si fuera la única, cada alumno merece el mismo esfuerzo por nuestra parte, sea el primero o el último del día; y sobre todo debemos terminar cada clase sabiendo que le hemos ayudado a aprender algo nuevo. Que se va a dormir conalgo nuevo en su cabeza. Eso es lo que nos mueve a los profes con vocación: saber que la persona que tienes delante necesita o quiere ciertos conocimientos que tenemos nosotros, y queremos transmitírselos.

¡Ánimo, profes! Los días malos, por muy malos que sean, solo duran 24h, y seguro que mañana es mejor.

© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros