Y yo me pregunto: ¿Cuánto cuesta mi tiempo?

En numerosas ocasiones, he recibido mensajes de interesados pidiéndome si puedo "ajustar" el precio por hora de las clases que imparto. Estoy segura de que si estás leyendo esto y eres profesor/a freelancer, a ti también te han hecho alguna vez esa pregunta. Me he decidido a escribir este primer post porque creo que es realmente importante que todos sepamos el valor de nuestro tiempo.

Cuando empecé a impartir clases de inglés tenía 18 años y acababa de empezar la carrera de Filología Inglesa. Mi nivel era realmente patético por aquel entonces, pero me encantaba el inglés y se me dio bastante bien en bachiller, lo que hizo que mi profesor de inglés de 2º de bachiller llamara un día a mi casa preguntando si podía darle clases particulares al hijo de un amigo suyo. Y así empecé. Cobraba 6€ la hora por ir tres veces por semana a la otra punta de la ciudad, tardando casi media hora en llegar, lo que hacía 1h más de mi tiempo, un total de 2h cada vez que iba a darle clase: 6h a la semana por 18€, es decir, 3€ la hora. En aquella época me sabía a gloria tener ese dinero. Ahora, 11 años después, una licenciatura, un máster, un C2 por Cambridge y muchísima(s) experiencia(s) dando clase de inglés tanto particulares como en academias y a empresas, me pregunto ¿cuánto cuesta mi tiempo?

Si calculo el dinero y el tiempo que me ha costado obtener esos certificados académicos, y les sumo el esfuerzo que he tenido que hacer porque al mismo tiempo tenía que trabajar para pagármelos, no me salen las cuentas. A día de hoy me resultaría impensable que me pagaran 6€ la hora por desplazarme a casa de alguien a darle clase, a ayudarles para aprobar un examen del colegio o instituto, o a prepararles para aprobar un certificado de Cambridge o Trinity o cualquier otro.

Cuando un alumno busca un profesor para que le enseñe o le ayude, ¿qué busca realmente? Me he encontrado con todo tipo de "clientes". Los profesores de clases particulares vendemos un producto que debe estar bien definido. Vendemos un objetivo que puede ser aprobar un examen o mejorar en X tiempo; ser capaz de mantener una conversación en inglés en 3 meses cuando no tenías ni idea cuando empezaste, creéme, es un gran paso. ¿Cuánto cuesta aprender esto?Pues cuesta mucho esfuerzo, pero también, en un mundo capitalista, cuesta dinero, y a veces más de lo que pensamos. Entonces no es de extrañar que los "clientes" busquen el mejor precio por el máximo beneficio posible. Por ejemplo, me he encontrado a muchos padres que les da igual si eres nativo, si tienes un C2 o si eres catedrático, eso no les importa. Lo único que les importa es que sus hijos aprueben a final de curso, o que "se los cuides" mientras ellos no están y de paso les enseñes inglés. También me he encontrado con muchos adultos con diferentes niveles de exigencia y compromiso. Adultos que han hecho esfuerzos impensables por mejorar un poco y han valorado mucho mi dedicación, y adultos que no se han esforzado nada, que me han cancelado una clase 5 minutos antes o ni siquiera me han abierto la puerta de casa. Cada cliente tiene necesidades diferentes cuando hablamos de educación y nuestros productos educativos, esos que vendemos y a los que les ponemos un precio por hora, deben adaptarse un poco a veces, pero nunca nuestros precios.

Nuestros precios no sólo deben corresponderse con lo que podemos ofrecer como profesores, sino que también deben contemplar todo tipo de imprevistos y variaciones. Eres tan profesional como tus habilidades profesionales indican, y éstas, desgraciadamente, nos las enseña el tiempo y no las aprendemos en 4 días.

Si quieres ganar X dinero a la semana o al mes dando clases particulares, siempre asegurate de esperar menos, porque hay una gran cantidad de imprevistos con los que no cuentas y que pueden surgir: tus alumnos pueden ponerse enfermos, pueden irse de vacaciones o tú mismo puedes ponerte enfermo y no hacer nada durante 1 semana. No esperes ganar mucho, espera ganar un mínimo, y que ese mínimo contemple el tiempo que inviertes en esta profesión.

Cuando han venido épocas de vacas flacas y he recibido menos mensajes de interesados, he salido a poner carteles, he compartido mi perfil en redes sociales y me he convertido en RRPP preguntando a todo tipo de personas por si conocía a alguien a quien podrían interesarle clases de inglés. Yo cobro 12€ la hora en mi domicilio, ya que me permite así poder tener más clases seguidas, y 15€ la hora cuando me desplazo. Son 15€ y no son 12€ porque el tiempo es vida y el tiempo es más trabajo y más dinero a final de semana o de mes. El tiempo es poder seguir formándome, el tiempo es poder seguir impartiendo clases de calidad y aprender nuevas metodologías, el tiempo es contemplar imprevistos y poder recuperar algo de dinero con la siguiente clase, el tiempo es muy valioso y la educación es una profesión en la que no puedes permitirte perderlo. Ahora piensa, ¿cuánto crees que cuesta tu tiempo?

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros