• Mi primera alumna y espero que no sea l...

Mi primera alumna y espero que no sea la única

Publicado por Luis

Recuerdo cuando empecé a pintar, bueno a pintar, cuando hice mis primeros bocetos en la pintura, mis primeras pinceladas en un bastidor. Ha pasado tan rápido todo, como la vida misma. Es como si fuera ayer.
Han pasado ya 23 añitos y aún me queda mucho por recorrer y por aprender. Lo bueno de todo es que cuando te apasiona algo tienes que darlo todo por el todo.
He hecho mucho cuadros y proyectos y siempre con la misma ilusión del primer día.
Tampoco creí que iba a llegar tan lejos. He estado en varias academias, pero ninguna me sentía bien, hasta que llegue a “Racó Màgic”. La mejor academia que podía haber pisado. Allí pase mis mejores diez años como artista, me sentí querido y seguro a la hora de pintar, Ferran mi profesor, me enseño como ninguno otro lo había hecho. Me dio la oportunidad de amar los colores, de dar vitalidad y fuerza a los cuadros, no tan solo eso, sino que me di cuenta de lo que valía.
Ferran consiguió que me abriese más, que tuviera un abanico de oportunidades. Coger encargos, aceptar más proyectos aunque fracasaran. Consiguió que no me derrumbase delante de un gran proyecto y que saliese mal.
La verdad es que aprendí una barbaridad y siempre que tengo dudas le pregunto. A pesar de ello seguí luchando y estudiando la manera de mejorar. Como poder ver desde otro punto de vista cuando se inicia un cuadro.
La cosa cambió al proponerme algo que jamás había soñado, convertirme en profesor.
Como fue…? Pues ni me lo espere. Esa persona hizo algo más que proponerme un proyecto. Me convirtió en una persona aún más segura a la hora de pintar y me puso al otro lado del caballete.
Gracias a Ruth, una persona muy alegre se dejo caer y se ofreció a mí, en mis manos, para que le enseñe a mejorar sus pinturas.
También tengo que decir que abrió su corazón y las puertas de su casa.
Las clases empezaron a principios del año 2015, en su hogar tan acogedor. Evidentemente son clases particulares. Desde entonces me encuentro en una situación como jamás lo había sentido, una fuerza y unas ganas tremendas de seguir enseñando y saber cada vez más.
Es algo que siempre llevaré.
Tanto como ex profesor, como mi alumna han hecho de mi alguien más importante.
Han hecho también que vuelva a la academia. Para terminar mi formación.
Ahora me queda por saber la figura humana, empezando desde cero.
Esto es nuevo comienzo, una nueva etapa.

¿Te ha gustado? Compártelo

Luis

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros