Primeros auxilios para momentos de ansiedad

Carol

Publicado por Carol

La ansiedad genera una contención automática del aliento. Sin darnos cuenta, cuando nos atraviesan estos estados emocionales de agitación y temor, tendemos a retener el aire sin permitirle su salida natural en la espiración. Al irse acumulando en los pulmones, no hay espacio para el nuevo aliento o solo es un pequeño volumen es admitido. Ello genera una respiración muy superficial y agitada, cuya sensación intensifica la emoción que estamos experimentando. En un momento así, sea cual sea la intensidad emocional, recuérdate la necesidad de detenerte y dedicarte unos momentos. No tienes que hacer nada para librarte de lo que sientes.

Deja de lado cualquier pensamiento o historia que tengas entre manos y sintoniza con tu cuerpo, que es el escenario del sufrimiento.

Si pones la mano en tu pecho amablemente, sentirás el movimiento de tu respiración tal y como está siendo. Notarás que es rápido o superficial. Presta especial atención al pequeño momento en que el aire está saliendo y acompáñalo.

Cada vez que espires, aunque sea levemente al principio, deja que salga un poquito más de aire. Pon tu atención en las sensaciones de espirar y acompáñalas hasta el final.

Notarás que la espiración se alarga poco a poco y que todo el aire que había quedado retenido va liberándose, permitiéndote poco a poco inspirar más abiertamente.

Familiarizarte y sintonizar con tu espiración es una llave maravillosa que permite que el natural fluir del aliento se restablezca fácilmente. Disfrútala.

¿Te ha gustado? Compártelo
Carol

Carol Isack ver perfil

Profesora en Tusclasesparticulares

Imparte clases de yoga y Relajación

Síguenos en
© 2007 - 2018 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros