Pruebas de acceso a grado profesional del conservatorio

Paco

Publicado por Paco

En menos de un mes muchos niños (y algunos no tanto) se enfrentarán a posiblemente la primera de las pruebas con su instrumento en la que se juegan (en gran medida) continuar con sus estudios musicales. Una situación sin duda de mucho estrés y muy dura a ciertas edades, por lo que conviene llevarla bien preparada que luego ya se sabe.

Como profesor de clases particulares, no hay curso que no tenga algún alumno que vaya a afrontar esta prueba, por lo que he pensado que puede ser muy útil este blog dando algunos consejos para cada uno de los exámenes que hay que afrontar:

Audición de instrumento

Como seguro que ya se sabe, hay que llevar tres piezas musicales preparadas, una de ellas de memoria, y a ser posible de distintas épocas y estilos.

Elección de las piezas

Creo que conviene, independientemente del nivel de cada uno, no apostarlo todo, es decir, no elegir tres partituras complicadas. Tampoco es conveniente elegir tres partituras fáciles, creo que lo suyo sería alguna más compleja para demostrar que se es capaz de afrontar varios problemas técnicos (aunque la interpretación no salga maravillosa) pero también alguna facilona sin demasiado cambio o problemas rítmicos, para poder lucirse y mostrar otras habilidades técnicas.

Por ejemplo como piezas difíciles estarían la Tarantella de Squire, la Romanza sin palabras de Mendelsohn o el Preludio de la Suite 1 de Bach, y como piezas fáciles el Romance de Wenzel, , las sonatas de Cirri o algún estudio de Sebastian Lee. Piezas intermedias que aunque son algo largas pueden venir bien serían la Sonata 5 de Vivaldi, la de Marcello, la de Romberg en Mi menor o la de Breval en Do mayor.

Orden de las piezas

Sin duda empezar por una con la que sentirse cómodo, ya que los nervios estarán a flor de piel. La que se lleve de memoria en caso de estar muy curtida, o la que salga mejor. Para terminar tampoco sería mala idea otra de las que salga mejor, y así dejar al tribunal con buen sabor de boca.

Analizar las semanas previas qué compases mejorar

Seguro que a estas alturas ya sale todo y bastante bien. Ahora es cuestión de mejorar, porque hay que sacar muuuuy buena nota. Para ello no es buena idea repetir las piezas una y otra vez. Mejor analizar las distintas partes y centrarse en mejorar los errores que cometemos.

Ritmo y entonación

La lectura musical es como la lectura de cualquier otro idioma. Básicamente hay que leer mucho, y no va a valer pegarse un atracón el día antes, es una cuestión de haber practicado mucho estos años, ya que hay que leer a primera vista. Mi consejo es leer al menos una o dos partituras (solfearla y cantarla) tooodos los días.

Ritmo: en los pocos minutos que te dejan para ver el examen, analiza; estudia el cambio de compás y el cambio de clave, repite mucho la parte en la que se te traba la lengua para memorizarla, destaca los motivos rítmicos complejos y subdivídelos, etc.

Entonación: sin duda una bestia negra no sólo para ti, sino para todos. Aprovecha la ayuda del piano, déjate llevar por la intuición y concéntrate en no equivocarte con el ritmo, que también cuenta. Utiliza tus conceptos de escalas y arpegios para poder entonar las notas.

Teoría y dictado

Como en cualquier examen del colegio, nunca dejes ninguna pregunta en blanco, distribúyete bien el tiempo, y repasa cuidadosamente no haber cometido errores.

Teoría: es el examen que todos llevan más seguro, y por tanto el que menos margen de error tenemos, tiene que salir perfecto. Lo bueno es que nos da tiempo de pensar, no es en directo como el resto de exámenes, no podemos fallar aquí. Mucha resolución de intervalos, las tonalidades de memoria, hay mil exámenes de prueba que se pueden hacer previamente, etc. Este examen no tendría por qué dar problemas si todo está bien explicado.

Dictado: ante todo no ponerse nervioso y mantener la calma, el dictado se repetirá varias veces. Hay que usar la lógica, situarse en la tonalidad y en el compás. Si no se aciertan no pasa nada, el caso es escribir algo coherente. La navaja de Occam: piensa en una escritura sencilla y que suelas encontrarte en partituras que tocas a diario, no en miles de sostenidos o ritmos mixtos.

Y nada más, desear mucha suerte a todos, ir con mucha calma y con todo preparado al 120%, que luego vienen las rebajas. ¡Ánimo!

¿Te ha gustado? Compártelo
Paco

Paco Rosado ver perfil

Profesor en Tusclasesparticulares

Imparte clases de solfeo, Guitarra, Violonchelo, Lenguaje Musical, Iniciación Musical y Música

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros