La gran pregunta: "qué estudiar" no tiene respuesta fácil. La mía es: ser Ingeniero.

El interés por el estudio de una ingeniería ha ido fluctuando a lo largo del tiempo.

Hace dos décadas, algunos estudiantes se acercaban a la ingeniería pensando que se trataba de una formación que conduciría a un salario alto durante el desempeño de la profesión. Existía igualmente una componente intangible en aquella decisión, que quizás ponderase lo mismo que el ansiado salario. Era el prestigio social de ser ingeniero. Esto se debía a dos factores. Uno, que no había muchos en el mercado laboral. Y dos, que aquella escasez, hacía que la profesión tuviera un punto exótico.¿Y quién no quiere pertenecer al exclusivo club de lo exótico?

He dicho que los ingenieros estaban bien pagados. Y existen muchas formas de estar bien pagado. Sólo hay que echar un vistazo a los convenios colectivos de los años 70-80 de grandes empresas españolas, para descubrir la cantidad de ventajas de diferente índole de las que disfrutaban. A saber, campamentos de verano en el extranjero para sus hijos, descuentos en casas vacacionales, etc. Era desde luego una buena forma de tener contentos a sus empleados, que se sentirían privilegiados frente a otros colectivos en la época.

Veinte años después, el número de ingenieros egresados de la universidad e incorporados al mercado laboral es tal, que esta profesión no se elige por ser algo exótico:¿quién no tiene ó conoce ingenieros a su alrededor? La razón del salario tampoco parece ser ya relevante, pues no se da la circunstancia de que éstos sean siempre especialmente altos.Tengamos en cuenta que hay más titulados ingenieros de los que se necesitan en la industria (española). La inercia por estudiar carreras técnicas frente a carreras humanísticas, ha hecho que el número de personas que han estudiado ingeniería sea superior al número de ingenieros que se necesitan en nuestro país.

Que los salarios y/o retribuciones en especie no se puedan comparar con los de etapas anteriores, no quiere decir sin embargo que no sea una opción muy interesante para el futuro, en especial, las nuevas titulaciones especializadas en robótica ó análisis de datos. Se van a necesitar especialistas en estas materias. Les auguro un éxito similar al que tuvieron los ingenieros informáticos hace años, cuando todos tenían trabajo antes de terminar la carrera.

Podemos decir por tanto, que la ingeniería vuelve a estar de moda. Y que sigue siendo una formación vector del cambio de la sociedad. Aunque este aspecto no sea a menudo lo suficientemente reconocido, es enrealidad, de gran entidad.

Temas
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros