Trabajando en equipo, la fórmula del éxito para la consecución de tus metas académicas.

Durante muchos años el mundo de la investigación educativa ha realizado un sinfín de estudios dedicados a buscar la mejor metodología para fomentar el aprendizaje de los estudiantes.

Es más, a lo largo de mi experiencia como docente he podido comprobar como los maestros, en general, colocamos el foco de atención en el alumnado. Solemos tomar la idea de que el alumnado es el problema para conseguir ese aprobado y estamos bastante equivocados, ya que esta perspectiva genera en los estudiantes sentimientos de incapacidad, baja autoestima que lo único que consiguen es hacer que el alumnado rechace e incluso les tome miedo a los estudios. Qué pena, ¿verdad?

Bien, en estos cinco años de experiencia impartiendo clases he observado como el trabajo en equipo tiene numerosas ventajas. Es decir, establecer una conexión entre el estudiante y la persona que enseña, la cual consistiría en la consecución de objetivos juntos, de manera que contemple al docente como a una persona que quiere ayudarle a ser mejor y no como a una persona que va a arreglar un problema del alumno o alumna.

En consecuencia, los estudiantes se sentirán partícipes de su propio proceso de aprendizaje y, eso les ayudará a fomentar una autoestima sana que será el motor de su propio éxito. No hay quien frene a una persona que cree en sí misma.

Pero ¿cómo podemos iniciar esta forma de trabajo? Para empezar, mi consejo es que establezcáis un registro de objetivos a cumplir entre los dos (estudiante-docente) en el que acordéis conjuntamente cuáles van a ser las metas que conseguir, así como, posibles recompensas. De esta manera, el alumnado podrá reflexionar acerca de sus logros, aspectos a mejorar y su propio seguimiento.

Un buen trabajo en equipo será el motor que nos llevará hacia la victoria, aprender por y para la vida.

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros