Trucos y herramientas para que los niños aprendan programación

Dominar algún lenguaje en un futuro será igual de importante que dominar el inglés. Avanzamos hacia un entorno digital, donde entender una página web, un programa o una aplicación será fundamental para hacer cualquier cosa. 

Todo el mundo sabe algo sobre cómo funcionan los electrodomésticos de una casa, en un futuro tendremos que saber cómo funcionan los códigos informáticos. Es fundamental para tener el control de nuestro trabajo y de nuestra vida en general. 

Por eso muchos institutos y colegios están introduciendo programación en sus programas y muchos profesionales no paran de investigar para encontrar una forma divertida de enseñar programación a niños. 

 

Scratch

 

Si quieres que los niños aprendan a programar y no conoces Scratch, estás tardando. Es quizás el recurso más famoso para introducir a la programación a los más pequeños. Investigadores del MIT (Massachusetts Institute of Technology), uno de los centros tecnológicos más prestigiosos, los crearon después de muchos años de estudio. 

Scratch es un lenguaje de programación que crea animaciones, historias interactivas e incluso pequeños juegos. Funciona de una forma muy sencilla y visual, diseñada para que niños de a partir de 7 años puedan utilizarlo. 

Tendremos que ir montando una especie de puzle con diferentes acciones y variables que guían al protagonista de nuestra historia. Es totalmente gratuito y podemos descargarlo en cualquier ordenador o usarlo online. Es una de las herramientas más usadas en los centros de estudio. 

 

 

Lightbot 

 

El adorable robot de este juego ha conquistado a los más pequeños y a más de un adulto. Lo controlaremos para resolver rompecabezas y sus acciones tendrán que ser programadas como por medio de un lenguaje. 

Estimular la memoria, la capacidad de concentración. y de resolución de problemas son algunos de los propósitos de este programa que está presente en muchísimos colegios de educación primaria. 

 

 

Code Monkey

 

De la misma forma que los anteriores, este cuenta con una gran gamificación, en este caso nos encontramos ante un clásico juego de plataforma. Manejamos a un mono que tiene que ir superando niveles. 

La diferencia con otros juegos es que tendremos que ir programando todos los movimientos del mono. Los primeros niveles son muy sencillos, pero se va complicando bastante hasta niveles que son verdaderos retos incluso para adultos. 

Este juego está pensado para profesores particulares de programación y para colegios. Hay que pagar una pequeña cantidad para poder usarlo. Es un complemento perfecto para darle a las clases de programación un valor añadido. 

 

Root

 

Si hemos visto cómo poder controlar un pequeño mono de animación, con Root podremos controlar un robot de verdad. Nació como un proyecto de la Universidad de Harvard para enseñar a programar a niños de en torno a los 10 años y ahora se puede comprar por menos de 200 euros en Amazon. 

Sus creadores piensan que en un futuro muy cercano todas las aulas tendrán un robot muy parecido. No es más que un pequeño robot con ruedas que se va desplazando ante las órdenes programadas en un smartphone o una tablet. 

Se dibuja un circuito en una pizarra o en el suelo y el robot tendrá que ir recorriendo el circuito y realizar acciones como emitir luces o sonidos cuando el circuito lo indique. Es perfecto para crear dinámicas en clase y aprender a programar de manera divertida. 

 

 

Stencyl

 

A poco que busquemos encontraremos muchísimos programas para programar de forma sencilla, Stencyl es uno de ellos y puede que de los mejores. No es más que un lenguaje de programación no profesional para aquellos que están aprendiendo a programar. 

Podrás crear programas, aplicaciones y juegos muy simples. No llega a ser tan sencillo como un juego y está diseñado para adolescentes. Aunque fue pensado hace unos años y los niños cada vez son más precoces en estas disciplinas y por lo tanto si desarrollan cierta facilidad no hay que dudar en enseñarles Stencyl o algún programa parecido. 

 

 

LEGO mindstorms

 

Es el típico juguete que se le compra a los niños y acaban jugando todo el mundo en la casa. Es el producto de LEGO de robótica para niños para construir el tuyo propioy aprender a programarlo para que haga cosas, desde moverse, hasta bailar al ritmo de la música. 

No es un juguete barato y por eso no se suele recomendar para aquellos que no haya mostrado un interés, pero es realmente estimulante. En 1998 salió la primera versión y ya hay varias generaciones de programadores que descubrieron su vocación jugando a Lego Mindstrom. 

 

 

¿Por qué enseñar programación a los más pequeños?

 

Podemos conducir un coche sin saber como funciona, pero a la mínima avería tendremos que depender de un profesional. Si entendemos algo de mecánica no solo podremos salir de algún apuro, sino que podremos hasta anticiparnos a posibles contratiempos. Con la programación paso exactamente lo mismo. 

En un futuro donde la mayoría de trabajos dependan de un ordenador, de un programa o de una web será imposible realizar bien cualquier trabajo sin tener nociones básicas de programación. Además en los más pequeños tiene muchos beneficios pedagógicos.

  • Aprenderán un lenguaje universal: las puertas que abre la programación son infinitas. Un lenguaje de programación está diseñado para solucionar cualquier problema y es algo que funciona igual en todo el mundo. 
  • Beneficios pedagógicos: la programación tiene mucho que ver con las matemáticas y con el funcionamiento lógico. Saber programación facilita mucho a los más pequeños el aprendizaje de muchas otras cosas. 
  • Pensamiento computacional: programar es una manera distinta de pensar. Una manera de resolver de una manera estructurada, lógica y creativa. Algo que tiene aplicaciones más allá de los estudios, ser programador te garantiza tener habilidades muy solicitadas en el mundo laboral. 
  • Un pensamiento fluido: el trabajo de un programador es resolver problemas, esto significa que activan una forma de pensar fluida para encontrar soluciones. 
  • Trabajo: tal y como avanza la tecnología en un futuro será la profesión más demandada en el mundo. Además de muchas profesiones que tendrán que implicar conocimientos de programación.

No hay edad para aprender a programar. De la misma forma que nunca se es demasiado viejo para aprender, hay niños que a una edad muy temprana ya están desarrollando juegos o programas muy sencillos. Es raro verlo, pero su secreto no es más que encontrar algo que los motiva y explotarlo al máximo. 

 

¿Te ha gustado? Compártelo
Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros