• Te explicamos cómo aprender a hablar Fr...

Aprender a hablar francés como un nativo

Existe un gran prejuicio ante la idea de ser bilingüe. Mucha gente suele pensar que solo se puede ser si lo has trabajado desde pequeño. Pero no es del todo así, hay mucha gente perfectamente bilingüe de cualquier idioma de todas las edades.

Piensa en todos esos inmigrantes que han llegado a un nuevo país de adultos y dominan otro idioma con una gran soltura. Es cierto que siempre tendrán acento, pero pueden conocer el idioma y su uso casi como una nativo.

Hablando español, ser bilingüe de francés no es tan complicado. Hay muchas cosas que los dos idiomas tienen en común, tienen un vocabulario muy parecido y la gramática es muy similar.

De hecho, tradicionalmente, en países como España se ha enseñado francés en algunas escuelas y se tiene la idea de que es un idioma más sencillo que otros como el inglés. Por eso en los paises hispanohablantes hay tanta gente interesada en aprender francés.

Cada persona, según sus circunstancias tiene más o menos facilidad para aprender un idioma u otro. Lo que es innegable es la gran utilidad que tienen aprender a hablar un idioma tan hablado como el francés.

Motivos para aprender francés

Quizás el motivo por el cual no nos hemos decidido antes porque no sabemos el porqué aprender francés. Estas son solo algunas de las razones pero hay muchísimas más:

  • Uno de los idiomas más hablados: En el mundo hay más de 200 millones de francoparlantes y se habla en los 5 continentes. Es idioma oficial en 33 países, es la segunda lengua más aprendida del mundo y se puede aprender en todos los países del mundo, algo que solo comparte con el inglés.
  • Por oportunidades laborales: Poder añadir francés es un plus que la inmensa mayoría de empresas valoran. El inglés se ha convertido en fundamental y lo que añade valor son idiomas como el francés.
  • Idioma internacional: El francés es idioma oficial en muchas organizaciones internacionales y es uno de los requisitos para entrar en ellas como funcionario. Si quieres trabajar en algún organismo de la Unión Europea debes saber francés.
  • Para viajar: Y por todas las puertas que te abre. Imagina poder ir a algún país y no actuar como un turista más y poder relacionarte con la gente de allí, conocer su cultura, la forma en la que viven.
  • Poder disfrutar de cultura: Francia ha sido una de las grandes potencias culturales hasta el siglo XX. Toda la literatura y el arte que se ha generado en francés es incalculable y si aprendes francés podrás acercarte a él de la forma más pura.

Qué es ser bilingüe de francés

Normalmente hablamos de bilingüismo con mucha facilidad pero realmente es un término poco definido. O mejor dicho, son tantos los autores que han intentado definirlo que hay muchas definiciones contradictorias.

Hay muchos tipos de bilingüismo y cada lingüista tienen una idea sobre esto. Lo que parece ser común es que para ser bilingüe hay que ser capaz de hablar dos idiomas y cambiar de uno a otro con la misma facilidad.

Eso nos da a entender que aunque haya uno de ellos que dominemos más que el otro lo importante es llegar a un mínimo de soltura al hablar. Ese mínimo es tan alto que debemos parecer casi nativos.

Pero según muchos autores hay algunos tipos de bilingües que no son necesariamente nativos y que se les nota en el acento o que tienen algún tipo de dificultad. Pero a efectos prácticos, en el día a día se pueden considerar bilingües.

La infancia es la mejor edad

A pesar de que no hay edad para estudiar francés sin duda aprenderlo desde la infancia es la mejor opción. Es cuando estamos más predispuestos a aprender, somos como esponjas.

De hecho no hay edad mínima a la que podamos empezar a aprender un idioma, podemos enseñar francés a un niño a la misma vez que le enseñamos su lengua materna. Sin duda es la mejor manera de aprender a hablar francés como un nativo.

No hace falta que nosotros le hablamos en francés todo el tiempo y siempre podemos usar recursos como dibujos animados en francés o canciones infantiles en francés.

  • Bob le train: son unos dibujos animados muy populares en Francia, enseña, forma, colores y conceptos muy básicos. Que si lo ven a una edad temprano con casi total seguridad lo aprenderán en Francés a la misma vez que en Español.
  • Pocoyo: Una serie animada para niños hecha para que niños de todo el mundo aprendieran inglés y que tuvo tanto éxito que la doblaron al español y al francés, cada versión está adaptada para que los más pequeños se familiaricen con cada idioma.
  • Les aventures de Tintín: Tintín es uno de los clásicos del cómic, aunque fue creado en los años 20 del siglo XX se conserva bastante bien. Sus historias tienen muchas capas y puede entretener tanto a los más pequeños como a los mayores.
  • Astérix le Gaulois: Asterix y Obelix es otro gran clásico del cómic, Francia es uno de los países donde más tradición tiene este género. De la misma forma que Tintín, es para todos los públicos. Los más pequeños se entretendrán con Obelix mientras que los más mayores verán la cantidad de sátira y comentarios cultural que tiene.

Si queremos enseñar francés a nuestros hijos tenemos que cambiar nuestra mentalidad. Aunque exponerlos a algunos contenidos en francés nos pueda parecer una locura porque nosotros no lo entendemos ellos lo ven de otra forma.

Los más pequeños suelen fijarse más en los dibujos y colores y no les prestan tanta atención al idioma. Por lo tanto mientras están entretenidos pueden ir haciendo el oído al idioma. Te sorprenderán los resultados si les cambias el idioma a los dibujos animados que ve tu hijo.

Aprender francés de mayor

Los más jóvenes pueden tenerlo más fácil para aprender cualquier cosa, pero no es la única edad a la que se puede aprender algo de forma perfecta. Se puede llegar a ser bilingüe a cualquier edad, solo que de mayor tendremos que esforzarnos de otra manera.

Una vez pasada la adolescencia hay científicos y lingüistas que afirman que se hace más complicado aprender francés. Aunque por ejemplo, las primeras fases del aprendizaje son mucho más sencillas y perfeccionar el idioma en aspectos como el acento es muy complicado. Significa esto que ¿es demasiado tarde para aprender francés?

El motivo es porque cuando somos adultos tenemos mayor capacidad de concentración e interés, tenemos mayor sentido de la responsabilidad y entender los conceptos básicos se nos hace más sencillos. Sin embargo aquellas cosas que los niños aprenden intuitivamente como la pronunciación los adultos lo tienen más complicado.

Para vencer estos obstáculos de la edad hay que hacer la clave está en realizar una inmersión de francés total. Si podemos pasar una temporada en Francia o algún otro país sería lo ideal, pero podemos hacerlo desde casa.

Vive como un francés

Es quizás la única forma de convertirse en bilingüe. Sea a la edad que sea si queremos dominar el lenguaje casi de la misma forma que el nuestro nativo tenemos que hacer una inmersión profunda, además de contratar a un buen profesor.

Lo primero que tenemos que hacer es olvidarnos de consumir entretenimiento en nuestro idioma y empezar conocer gente que hable francés. Esto puede ser algo duro al principio, pero en cuanto nos acostumbremos nos alegraremos de haberlo hecho.

  • Series en francés: Hay muchas series para aprender francés para todos los niveles. Solo tenemos que tener en cuenta que no debemos empezar a ver una serie muy compleja si llevamos poco tiempo estudiando. Aunque siempre podemos recurrir a los subtítulos.
  • Películas en francés: El cine francés es uno de los más importantes de la historia, así que encontraremos muchísimas películas para practicar francés para todos los públicos. Si no nos convence siempre podemos poner películas de otros países dobladas en francés.
  • Libros en francés: Para todas las edades y para todos los niveles. Cambiar tu libro de cabecera por un libro en francés es algo muy útil, de esta forma te obligas un poco y además hay libros muy entretenidos que pueden enseñarte mucho vocabulario.
  • Música en francés: Las canciones para aprender francés son opciones más accesibles y a la vez más complicadas. Cuando escuchamos música en otros idiomas podemos hacerlo sin problema ya que nos fijamos más en la melodía y no en la letra, esto es un arma de doble filo. Ya que podemos escuchar muchas horas de música francesa y no aprender una sola palabra. Sin embargo, si lo enmarcamos dentro del aprendizaje nos será útil. Si todo lo hacemos en francés, gracias a la música habrá palabras que se nos irá quedando poco a poco.

Si tienes fuerza de voluntad realizar este tipo de inmersión puede ser divertido y lo puedes hacer por tu cuenta. Si crees que necesitas ayudas hay centros donde lo realizan sin la necesidad de vivir en otro país. Si no siempre puedes plantearte la posibilidad de viajar que es sin duda la mejor opción para sumergirte en un idioma.

© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros