Destinos para aprender francés

Existen muchísimos motivos para aprender francés, es una de las lenguas más habladas de mundo y antes del inglés fue el idioma más internacional. Hace no mucho era muy común tener el francés como segunda lengua, de la misma forma que hoy tenemos el inglés. 

Hay muchas formas de estudiar francés y si te lo propones podrás llegar a convertirte en bilingüe. Viajar para aprender un idioma es una la opción más divertida y enriquecedora. Es la forma que más tiempo y dinero requiere, pero sin duda merece mucho la pena. 

Todo lo que puedes aprender durante una temporada en el extranjero es mejor que todos los cursos del mundo. Y si además lo complementas con clases de francés volverás hecho todo un experto en el idioma. 

Hay muchos destinos donde aprender francés, nosotros queremos mostrarte los más atractivos. Hay muchos más, el mejor destino es aquel que te llame más la atención, pero sin duda estas ciudades dejarán huella en ti. 

 

París

Sin duda es el primer destino en el que todos pensamos si nos planteamos viajar para aprender francés. Una de las ciudades más bellas del mundo y más turísticas. Sin duda uno de esos sitios a los que deberíamos ir antes de morir. 

Como toda gran ciudad es cosmopolita y multicultural, si no hablas francés podrás sobrevivir sin problemas, por eso quizás sea un buen destino para principiantes ya que la inmersión será mucho menos traumático.

París es caro y vivir allí es complicado, pero es la única pega de vivir en una de las mejores ciudades del mundo. Poder pasar una temporada allí no solo te da la ventaja de aprender francés, será sin duda una de las grandes experiencias de tu vida. 

 

Lyon

Es una opción interesante para aquellas personas que quieran disfrutar de muchas de las ventajas de París pero más barato y con más comodidades. Es un ciudad más pequeña y más manejable, aun así ofrece muchísimas oportunidades culturales y de ocio. 

Sobre todo si hablamos de comida, ya que es una de las ciudades gastronómicas más importantes de Francia. Si tenemos en cuenta la gran importancia que tiene la gastronomía en este país podemos decir que es una de las ciudades en las que mejor se come del mundo. 

 

Marsella

Cambiamos de zona y nos vamos al Mediterráneo, en Marsella podremos disfrutar de una de las costas más famosas de Europa, más visitadas y más turísticas. Por eso mismo es una ciudad multicultural y es la favorita de muchos inmigrantes y estudiantes de erasmus.

Marsella es además la segunda ciudad más grande de Francia y se encuentra cerca de otras ciudades con un gran encanto y belleza. Vivir en Marsella no solo ten abrirá la puerta de una gran ciudad, también de otras muchas más. 

 

Toulouse

Es una de las ciudades con mayor actividad cultural de Francia. Está llena de museos, teatros y salas de conciertos. Es increíble el ambiente artístico que se respira en esta ciudad y podrás encontrar miles de actividades que hacer. 

Además es una ciudada jóven, llena de vida. Es el destino favorito de muchos estudiantes y personas que además de aprender van buscando diversión. Si estás buscando un destino dinámico y eres aventurero Toulouse es tu sitio. 

 

Niza

Es una de las ciudades más caras y lujosas de Francia. Está situada en el mediterráneo, cerca de Mónaco y de la frontera con Italia. No es un destino barato pero es igual de bella que Marsella sin ser una de las ciudades más grande de Europa y por lo tanto mucho más cómoda y acogedora. Perfecta para estancias cortas. 

 

Quebec

Francia no es solo el único sitio donde puede aprender francés. En muchas ciudades de Canadá también es un el idioma oficial. Quebec es sin duda la ciudad más afrancesadas de todo el país.

Quebec tiene un encanto europeo pero en América, lo que significa mucho intercambio cultural. Tiene edificio, castillo e iglesias típicos del arte europeo pero construidos mucho más tarde lo que la convierte en una ciudad muy interesante. 

 

 

Montreal

Es una de las grandes ciudades del mundo. Una de las más internacionales y cosmopolitas, sin duda vivir en Montreal puede ser una gran experiencia cultural y personal, algo más que recomendable. 

De la misma forma que Quebec tiene una gran influencia francesas y muchas de sus calles parecen hechas en Europa, pero lo particular de esta ciudad es que la mezcla de culturas y de épocas es mucho más evidente. Es una de las ciudades más modernas y abiertas de Canadá.

 

¿Cuánto tiempo me tengo que ir?

La respuesta sencilla es: lo que puedas. Por poco que estés, si lo aprovechas bien será muy productivo y te volverás con grandes avances. Pero tienes que tener en cuenta que cuanto menos tiempo estés más esfuerzo requerirá. 

Si quieres avanzar mucho y vas a estar una semana tendrás que forzarte a hablar con mucha gente y a hacerlo todo en francés. Si vas a pasar menos tiempo podrás relajarte mucho más en este sentido. 

 

Un mes

Es el tiempo mínimo para si quieres hacer algún curso intensivo o una buena inmersión cultural. Si quieres aprender francés en un mes esta es la forma más efectiva, pero si espera volver bilingue te va a hacer falta más tiempo.

En un mes te dará tiempo a defenderte de una forma muy aceptable en las acciones cotidianas y los cursos para principiantes te harán avanzar a un nivel increíble en este tiempo. Pero no esperes volver con un alto nivel de francés, aunque seguramente no tengas ningún problema al hablar con otros. 

 

Tres meses

Si vamos a viajar tres meses nos podemos empezar a plantear prescindir de algún curso para aprender francés, siempre y cuando tengamos un nivel básico. Si sabemos comunicarnos y nos forzamos un poco a hacerlo en francés puede que notemos grandes cambios

Tres meses no son muchos meses por eso tendremos que buscar muchas actividades culturales como ir al cine, al teatro o a conciertos para empaparnos bien de francés. Y recuerda que en los bares es donde más se aprende. 

 

Seis meses

Si te defiendes a nivel básico antes de viajar y vas a estar seis meses, no es necesario que hagas ningún curso para que notes grandes cambios en tu francés. Si bien siempre es recomendable y lo que avances sea muchísimo.

Durante seis meses te da tiempo a hacer muchísimas cosas y es verdad que para avanzar mucho es mejor relacionarse con cuánta más gente del lugar mejor y evitar a los que hablen tu mismo idioma.

Un año o más

Es cuando una persona empieza a ser realmente bilingüe y a dominar dos idiomas al mismo tiempo. A partir del año el francés será tu idioma, tu mentalidad cambiará totalmente y entre otras muchas cosas empezarás a pensar en francés. 

Viajar es sin duda la mejor forma de aprender idiomas por el sencillo motivo de que cuando aprendemos viajando nos divertimos mucho más y aprender es solo parte de una gran experiencia. Viajar es la forma más fácil de hacerlo, pero podemos divertirnos mucho sin salir de casa y a la misma vez aprender cualquier cosa. 

¿Te ha gustado? Compártelo
Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros