Aprender idiomas por supervivencia y para sobrevivir

Estamos viviendo unos tiempos difíciles en los que encontrar un trabajo decente es una tarea complicada. Las empresas son cada vez más exigentes, sobre todo para aquellas personas que todavía no han palpado el mundo laboral. Ellos, los jóvenes, son los que más sufrirán la desgracia de haber vivido hasta dos crisis mundiales en lo que va de año, que no es poco.

Las futuras generaciones fueron las primeras en darse cuenta de que los idiomas abrían muchas puertas en el ámbito profesional. El mundo de hoy está más globalizado que nunca y es ahora cuando más falta hace saber, como mínimo, dos idiomas. No es de extrañar ver que una de cada cuatro ofertas de trabajo te exigen que hables al menos otro idioma que no sea el español. Seguramente tú eres de esas personas que ya han terminado la carrera pero que no encuentran trabajo. Eso no es nada nuevo para un recién graduado, y tiene solución.

La mayoría de las veces que envías tu curriculum a una empresa, acabará arrugado en el cubo de basura debido a que no eres la persona que buscan. Piénsalo bien. De cien candidatos que se habrán postulado ante la misma oferta en el mismo sitio, solo dos, como mucho tres, habrán sido seleccionados, y tú no estás entre ellos por falta de formación lingüística. Algunos estudios afirman que hablar como mínimo una lengua extranjera te facilita acceder a un 75% de las ofertas de trabajo. Hoy en día, el inglés sigue siendo el idioma favorito de los contratantes, sin embargo, cada vez son más las empresas que buscan personal que sepa alemán o chino. Por eso los viajes para aprender idiomas extranjeros son la mejor opción para completar tu formación.

El historiador romano Tito Livio decía que "cualquier esfuerzo resulta ligero con el hábito", trasladado al ámbito de la lengua, el hábito en el aprendizaje de una lengua extranjera es usarlo en tu rutina diaria. Está comprobado que las personas aprenden más fácilmente otro idioma en un contexto de inmersión lingüística, esto es la experiencia en un país en el que no puedas utilizar tu lengua nativa, puesto que se trata de una prueba de supervivencia que te ayuda a defenderte contra cualquier situación y a asimilar mejor la lengua. El psicólogo y pedagogo Lev Vygotski (1934) afirmaba que es más fácil aprender otro idioma cuando te comunicas con las personas y su cultura.

Zambullirte en otra sociedad y acercarte a su cultura es indispensable para dominar su idioma, y no hay mejor manera de hacerlo que viviendo una larga temporada en otro país. Para ello, muchas empresas ofrecen a los jóvenes viajes a distintos lados del planeta para que aprendan idiomas de una forma distinta y práctica.

Temas
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros