Así es como vas a aprender a tocar la batería

Sabes que tienes el ritmo en las venas pero nunca lo has sacado. Cuando escuchas música a penas te puedes estar quieto y sueñas con estar en la parte trasera de una banda marcando el compás.

La caja, los toms, el bombo y los platillos han estado ahí toda tu vida, desde que eras adolescente. Te quedabas embobado con un solo de batería y pensabas ‘algún día’. Pero tus padres decían que no había espacio y que no tenías tiempo. Ahora que no tienes que rendir cuentas a nadie, es tu momento. 

Pues ya es hora de aprender a tocar la batería. Aprender percusión es un camino apasionante que tiene puntos muy sencillos y otros extremadamente complejos, pero sin duda todos pueden acceder a él. 

Pese a lo que digan tocar la batería no tiene edad y puedes conseguir resultados muy satisfactorios en poco tiempo. Tendrás que ser constante y guardar un buen estado físico. La batería requiere mucho esfuerzo y hay gente que incluso sufre lesiones. 

Así que prepárate para darlo todo, estira bien tu cuerpo, calienta tus músculos y articulaciones y te daremos todos los consejos para aprender a tocar la batería para principiantes.

¿Qué batería debería comprar?

Vamos a empezar por lo más básico. A la hora de adquirir una batería hay muchísimas dudas. No es un instrumento barato y las variedades son muchísimas. De hecho la batería no es un instrumento son muchos instrumentos juntos. ¿Por dónde empezar? 

  • Depende de tus objetivos: Si no sabes nada sobre percusión lo mejor es que confíes en los kits de iniciación que ofrecen muchas marcas, cualquiera te puede servir. Pero si crees que la cosa irá para largo lo mejor es que confíes en expertos de tiendas de música. 
  • Marca un presupuesto: Y respétalo mucho, las baterías tienen muchísimos accesorios y si no controlas bien lo que te vas a gastar puedes tener serios problemas. Ahorra y ten claro lo que estás dispuesto a gastarte. 
  • ¿Dónde vamos a tocar?: Si vives en un bloque de pisos o tienes vecinos cerca olvídate de una batería acústica. Las baterías acústicas suenan demasiado. Tendrás que contemplar otras opciones más silenciosas que veremos en profundidad más adelante. 
  • No te dejes llevar por las marcas: El mercado está lleno de marcas y muchas de ellas de gran referencia. Lo mejor que puedes hacer es dejarte guiar por profesionales que lleven tiempo en esto y que sepan cuáles funcionan mejor, antes de comprar habla. Internet está lleno de información, no dejes de buscar, pero nada como hablar con alguien que entienda.
  • Accesorios: Como ya hemos dicho una batería tiene mil y un accesorios que pueden disparar el precio de tu instrumento. Tienes que tener en cuenta cosas como la madera  o los parches. Si te informas bien, puedes conseguir que una batería barata o de segunda mano suene de una forma bastante decente. 
  • Segunda mano: Es casi imprescindible que lo hagas en persona. Comprar una batería de segunda mano es una buenísima idea, ya que se pueden encontrar auténticas gangas. Pero debes verla y probarla bastante, lo mejor que puedes hacer es ir con alguien que entienda y que pueda tocarla con todas sus ganas y ver hasta donde resiste y lo que puede dar de sí.

Tipos de batería 

Como ya hemos apuntado hay varios tipos de batería y la más famosa y común no es una opción si tenemos vecinos. El principal problema de aprender a tocar la batería desde casa es que hay que reducir el sonido del instrumento. 

Esto es algo que muchos fabricante saben y han trabajado mucho para mejorar el sonido de las baterías y reducirlo. Por eso, ahora mismo hay tres formas de tocar la batería sin molestar a nadie: 

  • Batería muteada: Es la forma clásica de molestar poco, no es la más efectiva, pero puede funcionar, sobre todo si nuestros vecinos no están muy cerca. Consiste en cubrir la batería con telas o accesorios específicos para reducir el sonido que emiten. Sonará peor, pero menos. 
  • Batería sorda: Es un tipo de batería solo y exclusivamente para estudiantes. No emite sonido, pero rebota como si fuera una, el poco sonido que emite te puede orientar a como sonaría en una de verdad y sirve para practicar movimientos. Este tipo de batería se usan con muchos estudiantes de conservatorio, que casi todos los días tocan una batería acústica en clase. Si no vas a tener acceso a una batería que si emite sonido, no es nada recomendable. 
  • Batería eléctrica: La opción más común entre aquellos que viven en edificios es aprender a tocar la batería electrónica. No hacen nada de ruido y las podemos oír por auriculares. Existen opciones muy económicas y de buena calidad. Aunque no será como una batería acústica. Las opciones más caras tienen resultados muy conseguidos. Sin duda una batería eléctrica es de lo mejor que puedes comprar. 

Profesor vs autodidacta

La batería y la percusión tienen la falsa creencia popular de que es algo sencillo. Que consiste solo en practicar lo suficiente hasta alcanzar el virtuosismos necesario para seguir el ritmo y esto es algo que se puede hacer sin la ayuda de nadie. 

Nada más lejos de la realidad. Hay gente que cree que no hace falta estudiar tanto como con el piano, pero no es cierto. Es un instrumento que demanda muchas horas de práctica en soledad. Pero si nadie nos enseña y nos dice si lo estamos haciendo bien o mal no podremos realmente avanzar. 

Es cierto, que hay muchas personas que han aprendido de forma autodidacta y que no necesita tanto de un profesor como instrumentos como el violín, pero esto no significa que podamos hacerlo completamente solo. 

Hay algunas cosas que debes saber para contratar un buen profesor de batería , qué servicios, características o aptitudes debe tener: 

  • El aula: Lo mejor que puedes hacer es encontrar un profesor con aula propia. Ya que seguramente tenga una batería mejor de la que puedas comprarte al principio o si quieres aprender a tocar la batería sin batería.  Si tiene dos baterías mejor, así mientras tu realizas tus ejercicios el te puede mostrar como hacerlo de una forma rápida.
  • Inspirador: No se trata de que te demuestro lo bueno batería que es, o como se hacen las cosas bien. Un buen profesor te da herramientas para avanzar y te inspira para que las apliques.
  • Paciente: Quizás una de las características más importantes en un profesor de cualquier instrumento, hay personas que pueden llegar a ser un poco torpes cuando empiezan. Pero esto es algo que siempre mejora con el tiempo, no hay alumno torpe, solo profesor poco paciente.
  • Implicado: Hay profesor que no se implican lo suficiente con sus alumnos, tienes que ser capaz de detectar esto. Un profesor que te ayude de verdad se tomará todas las molestias posibles, estará atento a tus avances y fallos y nunca se rendirá.
  • Formador bien formado: Las dos características básicas de un profesor es que sepa tocar bien la batería y lo sepa transmitir. No es necesario un título, aunque nunca está de más, pero hay profesores que no se han formado en conservatorio y son muy buenos. Pero te cuidado con los profesores que no tienen una buena formación porque te pueden enseñar malos vicios que luego son difíciles de quitar. 

A tu ritmo

Que debas tener un profesor de batería para aprender a tocarla correctamente no significa que no puedas hacer nada por tu cuenta. De hecho es de los instrumentos que más necesita de horas de práctica en solitario. 

Mientras con instrumentos como el violín es recomendable practicar con alguien a tu lado que te oriente sobre cómo está sonando y qué mejoras puedes hacer. Con la batería necesitarás más tiempo a solas para hacerte a los movimientos. 

Lo único que necesitas es un metrónomo y un buen libro de ejercicios que te vaya marcando las pautas. También puedes encontrar alguna app para aprender batería  cómo DrumerGames o RealDrum. 

Y recuerda que la disciplina y la constancia es lo más importante a la hora convertirse en un buen músico, sea cual sea el instrumento que quieras tocar.

¿Te ha gustado? Compártelo
Síguenos en
© 2007 - 2018 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros