CLASES DE BATERÍA - Drum covers y películas de Karate (Parte 1)

Este enunciado tan pintoresco me da pié a tratar una de las actividades más habituales que podemos encontrar de músicos en la Red. Tomaré el ejemplo de las drum covers por tratarse del instrumento que más conozco y por ser las más numerosas a las que me he expuesto, no sin cierto agrado, he de reconocer.

Hacer un cover es, básicamente, tocar un tema de otro artista. Es lo que denominamos versionar en español. No obstante, hay cierta tendencia a considerar que cover es la reproducción fiel del original, mientras que en la versión añadimos componentes propios y una visión diferente del original. Sea como fuere, es muy interesante analizar las circunstancias que se derivan de la enorme proliferación de los covers en Internet.

Un drum cover suele ser un vídeo dónde encontraremos un músico interpretando un tema en la batería. Estos vídeos pueden estar grabados desde una única cámara o el teléfono, hasta producciones dignas del mismísimo Spielberg, con planos multicámara y numerosos micrófonos. Existen drum covers dónde el músico despliega todo un inagotable arsenal de habilidades técnicas que colorean el tema musical y cuya finalidad es mostrar a la audiencia la capacidad técnica y conceptual. En otros encontraremos interpretaciones mucho más sencillas. En cualquier caso, siempre tienen como finalidad la demostración de las habilidades personales. Hasta aquí todo bien, ya que se ha demostrado cómo una útil estrategia de promoción personal. El problema viene cuando no sabemos diferenciar entre el drum cover y el verdadero lugar de la batería en una banda. Pretender que lo que se ve en un drum cover sea lo que se ha de ver cuando estamos sobre el escenario es un error básico de concepto. Sólo sería comprensible si nuestro negocio está dirigido exclusivamente a ofrecer y monetizar drum covers. Pero si nuestra finalidad es tocar música con otros, los drum covers están lejos de la realidad y analizaré porqué.

En estos vídeos la finalidad es centrarse en un único instrumento lo cuál es opuesto a la finalidad de una banda, que prioriza el conjunto. La mezcla de niveles de sonido, por tanto, suele ser muy distinta de la de un concierto o actuación convencional. En los drum covers la batería suele estar más centrada de lo habitual y en un plano mucho más presente. Si pretendemos que la batería se escuche igual cuando tocamos en grupo encontraremos seria resistencia entre técnicos y demás músicos. Pero también existen diferencias en cuanto a la interpretación. Habitualmente se utilizan arreglos que resultan sorprendentes pero que no necesariamente potencian el valor de la canción. Arreglos que, de ser tocados en banda, habría que consensuar y demostrar su efectividad real. En los drum covers incluso podemos atrevernos con arreglos que en circunstancias normales no emplearíamos por su potencial riesgo de despistar al resto de músicos de la banda.

...Continuará...

© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros