¿Cómo aprendí tres idiomas? Claves para no dejarlo

Cuando viajo con mis amigos y ven qué puedo hablar con la gente del lugar, todos me dicen:¡que envidia, me encantaría poder hablar otro idioma! Mi respuesta siempre es: empieza ya. Aprender un idioma no es fácil, pero tienes que querer.

No hace falta estudiar tres horas al día, pero si cada día haces algo con lo que involucres al idioma, mejor. No recuerdo haber tenido muchos días de estudio intenso con los idiomas, sin embargo me encanta oir música en otros idiomas, leer la prensa o libros, ver series o películas, e incluso hablar a través de Skype con gente de todo el mundo. Y así voy mejorando cada día.

La clave es constancia y ganas. Y diría que el mayor motivo por el que veo que la gente no avanza en el aprendizaje de idiomas es: primero, porque quieren saberlo todo ya, y si es sin esfuerzo, mejor. Segundo, la gente se cansa y lo deja. Error. No lo dejes nunca, acabarás olvidándolo. Y tercero, no tienes una motivación.

Debes preguntarte ¿para qué quiero hablar un idioma? Si la respuesta es la correcta, nunca lo dejarás. Estudiar idiomas, desde mi punto de vista, no solo significa poder hablar con gente de otro lugar, aprender un idioma es aprender sobre cultura, tradiciones, pensamientos y costumbres diferentes, entender la mentalidad y la forma de vivir que tiene la gente en otros lugares del mundo. Y para mi, eso es algo maravilloso.

Temas
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros