• Cómo afrontar una clase de español para...

Consejos para dar clases de español para inmigrantes y refugiados

Una de las tareas más comunes y bonitas que realizan los profesores de español es dar clases a inmigrantes y a refugiados que acaban de llegar a un nuevo país. Personas que han dejado atrás una cruda realidad y buscan un futuro mejor. 

Hazte Voluntario

Para ayudar a estas personas, existen iniciativas como Tusclases Solidarias, donde profesores voluntarios trabajan con asociaciones, entre otras cosas, por la inclusión de refugiados y personas migrantes. 

Muchos de ellos se dedican a enseñar idiomas a personas que no han tenido oportunidad de recibir una educación. Si quieres participar en actividades como esta te recomendamos que te inscribas y que sigas estos consejos.

 

Consejos para enseñar español a inmigrantes y a refugiados

 

Hay quien antes una clase de estas características está un poco perdido, es normal, las personas que necesitan clases de español y acaban de llegar a un nuevo país están en una situación complica y a menudo están más preocupadas por lo que pasa fuera de la clase que dentro. 

Por eso es importante que sigamos una serie de consejos básicos, que van desde el control de las emociones al lenguaje no verbal. Todo cuenta en este tipo de situaciones, aunque te irás dando cuenta con el tiempo que es mucho más sencillo de lo que parece si tienes ganas de enseñar. 

  • Valora los gestos: hay mucha gente que no presta atención al lenguaje no verbal, pero con personas en una situación vulnerable es crucial. Cuando alguien no entiende el idioma y está acostumbrado a vivir experiencias hostiles busca gestos amables, intenta siempre que tus expresiones transmitan confianza. 
  • Escucha y observa: una clase con refugiados o inmigrantes no es lo mismo que una clase de instituto, requiere mucha más empatía. Así que dedica gran parte del tiempo a escuchar a tus alumnos y entender sus problemas, recuerda que el principal fin es que se adapten y se integren a su nueva realidad, por encima de aprender gramática y vocabulario. 
  • Usa todos los recursos posibles: como profesor tienes que tener una serie de materiales para enseñar español. Aunque el centro en el que des clases o la asociación con la que estés te facilite alguno, siempre es bueno ayudar con el que hayas encontrado. 
  • Tómate tu tiempo: aunque el voluntariado o la actividad dure una hora o dos intenta llegar un poco antes y quedarte un poco más. Solo con la intención de hablar con tus alumnos, de resolver dudas y de tratar de que vivan una experiencia amable. Se paciente y no dudes en explicar las cosas cuantas veces sean necesarias. 
  • Conoce su lenguaje: no hace falta que aprender a hablar en el idioma de tus alumnos, pero si está bien que muestres algo de interés por saber algunas cosas básicas. Las palabras habituales o la caligrafía, tienes que tener muy en cuenta que, por ejemplo, para un árabe es más complicado aprender español porque ellos tienen un sistema de escritura distinto. 
  • Construye un refugio: esto es algo que tendrás que hacer junto al resto de tus compañeros, pero lo importante es que la clase se convierta en una especie de refugio para aquellas personas que viven una situación complicada. Algunas de ellas estas horas serán las únicas en las que realmente estén cómodas y disfruten. 

 

Requisitos para enseñar español a inmigrantes

 

No debes tener ninguna formación específica para trabajar en un voluntariado de este tipo, aunque sí que es recomendable cualquier carrera o estudio que tenga que ver con la educación o los idiomas. 

Normalmente hay niños y jóvenes a los que enseñar, con los que es vale más las ganas y la paciencia que la formación que tengas. Así que si quieres ser profesor voluntario con refugiados solo tienes que tener un buen conocimiento del español y voluntad. 

La mayoría de asociaciones tienen una serie de requisitos, algunos obligatorios y otros recomendados para que se ofrezca una buena educación: 

  • Certificado de antecedentes: es algo que están obligados a presentar todos los voluntarios que trabajan con menores. Todas las asociaciones tienen que asegurarse por ley que trabajan con voluntarios que no han cometido ningún delito. 
  • Compromiso: aunque existan actividades en las que los voluntarios van y vienen con frecuencia, lo normal es que las asociaciones pidan compromiso por un cierto tiempo. Para alguien que acaba de empezar a estudiar un idioma nuevo es muy importante no cambiar de profesor a mitad de curso. 
  • Responsabilidad: las ONGs tienen una gran labor por delante, ayudar a aquellas personas que más lo necesitan y que no reciben ayuda de nadie. Por eso deben trabajar con personas realmente responsable que son conscientes de la gran tarea que están realizando. 
  • Empatía: es el requisito básico para cualquier voluntariado. Todas las personas con las que se trabaja están en una situación complicada y aunque pongan de su parte es complicado dar clase personas de estas características. Así que lo que primero se pide, siempre es comprensión. 

Por último, lo más importante es ponerle ganas, si ya quieres ser voluntario o voluntaria, probablemente no te haga falta. Pero tienes que saber que si tienes una gran ganas de enseñar y ayudar es muy complicado que hagas mal las cosas. Así que anímate y empieza a dar clases ahora. 

¿Te ha gustado? Compártelo
Síguenos en
© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros