Consejos para ser un buen profesor de canto

Las clases de canto están de moda, no hay ninguna duda. En el último año la demanda de profesores particulares que enseñan a cantar se ha multiplicado por cuatro. Uno de los motivos es el éxito de programas como La Voz y Operación Triunfo. 

Muchas personas piensan que cantar es algo innato y que no hace falta un profesor para aprender a cantar, pero no es así y esto está cambiando. Cada vez más personas piensan que si trabajan la voz pueden aprender a cantar  y para eso necesitan la ayuda de un profesional. 

Requisitos para ser profesor de canto

 

No hay ningún requisito o título para ser profesor particular de canto, solo tienes que tener una buena técnica vocal. Pero ten en cuenta que no todo el mundo que canta bien tiene un dominio de la voz perfecto. 

La voz es un instrumento como cualquier otro y hay que saber controlarlo. En la garganta tenemos músculos que podemos aprender a controlar para que nuestra voz suene de una forma u otra. Un profesor de canto debe saber todas estas técnicas para enseñarlas luego.

Ser profesor de canto es algo muy complejo, ya que no solo tenemos que saber de música, también tenemos que entender de anatomía y de cómo funcionan los músculos de la garganta y el sistema respiratorio. Hay cursos para ser vocal coach que en menos de 30 horas te pueden dar todos estos conocimientos para que luego los transmitas. 

 

Consejos básicos

 

Si tienes algún tipo de formación en canto, si te has formado para ser alumno o llevas muchos años recibiendo clases y crees que estás preparado, estás de enhorabuena porque las clases particulares para cantar tienen muchísima demanda. 

Sin embargo, muchos cantantes que quieren ser profesores están un poco perdidos y queremos ayudarlos, por eso empezamos con cinco consejos básicos que deben aplicar a todas sus clases: 

  • No hay mala voz: solo más o menos trabajo que hacer. Hay alumnos que tienen de nacimiento ciertas aptitudes para cantar y que su anatomía les permite un mayor rango vocal o un gran oído musical. Otros no, pero eso no significa que no puedan cantar bien, puede que en un rango más reducido, pero tienes que ser capaz de identificar qué tonos son aptos para él y que domine su amplitud vocal con precisión.
  • Prueba varios ejercicios: no todo el mundo es capaz de dominar la voz con los mismos ejercicios. Si ves que tu alumno se atasca prueba otras técnicas, esto es muy complicado porque muchos profesores tienen un método y si ven que fallan no conocen nada más. Abre la mente, conoce otras formas de enseñar y experimenta. Cuanto menos cierres tu mente más rápido aprenderás. 
  • Que las mejoras se vean: hay métodos de estudio que trabajan muchas cosas por separado y no se ve el progreso en conjunto hasta muchos meses de clases después. Evita esto porque puede que el alumno se acabe frustrando, intenta enseñarle canciones sencillas en las que pueda ver las mejoras de cada clase de forma sencilla. 
  • La teoría es fundamental: cómo funciona el aparato fonador es vital para aprender a cantar. Muchos alumnos no entienden esto y quieren ir directamente a la práctica, es algo comprensible, pero tienes que intentar que esta parte del temario sea divertida y fácil de entender. Evita dedicarle mucho tiempo en una clase, ve combinándolo con otras cosas. 
  • Empatía: aunque la voz sea un instrumento, no es como la guitarra o violín que todos son parecidos. El aparato fonador es distinto en cada persona y desde fuera no podemos saber cómo es, así que escucha a tu alumno. Puede que haya posiciones de tu garganta que a ti te funcionen pero a él le molesten. Trabaja por saber si tu alumno está trabajando bien o no.

 

Evalúa a tu alumno 

 

Es lo primero que tienes que hacer antes de aceptar darle clases a un alumno. Muchos profesores o academias hacen esta evaluación previa para elegir a los alumnos a los que quieren dar clase, esto no es porque haya alumnos que no puedan mejorar, es solo que algunos profesores prefieren dar clase a alumnos de cierto nivel. 

Ante todo un profesor tiene que ser honesto, si crees que un alumno tiene un nivel muy bajo y crees que no vas a ser capaz de sacarlo adelante es mejor que no aceptes las clases. Hay una serie de cosas que tienes que evaluar:

  • Articulación: cómo el alumno es capaz de controlar y modificar la voz por medio de la articulación de los músculos del aparato fonador.
  • Tono: de grave a agudo. Evalúa el tono de la voz natural de tu alumno y cómo es capaz de modificarla.
  • Timbre: aquello que hace característica a una voz, los matices que hace que se distinga de otras voces.
  • Intensidad: la fuerza con la que se puede emitir un sonido. Evalúa la intensidad natural y la que es capaz de manejar, tanto por arriba como por abajo. 
  • Ritmo: si tu alumno es capaz de seguirlo o no y si puede escuchar el ritmo de una instrumental mientras canta. 
  • Tesitura: el rango de voz en el que él se encuentra cómodo cantando sin forzar la voz. Esto va a condicionar todo el curso de canto. 

 

¿Cuáles son los gustos de tu alumno?

 

Es importante escuchar a tu alumno y sobre todo saber por qué quiere aprender a cantar. Averigua sus gustos musicales, cuáles son sus referentes y qué tipo de música quiere llegar a cantar. Es un buen punto de partida para las clases. 

Es probable que haya una diferencia entre lo que puede llegar a cantar y lo que le gustaría cantar, pero si las habilidades vocales que tiene de partida le permite trabajar sobre canciones que le gustan es un gran tesoro. 

Al principio muchos alumnos de canto se frustran porque les toca cantar cosas que no les motiva. Esto es algo muy común y en lo que tendrás que trabajar. Por eso para ser un buen profesor de música tienes que tener una gran cultura musical. Cuanto más conozcas más posibilidades habrá de entrar aquello que motive a tu alumno y le venga bien para aprender. 

Encuentra alumnos

 

Enseña a cuidar la voz

 

Muchos alumnos que empiezan a dar clases de canto ya saben cantar. El problema que tienen es que han aprendido de forma espontánea, sin ayuda de nada y normalmente tiene vicios y posturas que les están dañando la voz

Una de las cosas típicas por las cuales se contratan a profesores de canto es para aprender a cantar sin que esto te haga daño. Y es una de las cosas que hacen fundamental a un profesor. Enseña técnicas para no dañar la voz y también para cuidarla cuando está en reposo, tus alumnos te lo agradecerán mucho. 

  • No gritar
  • Hidratarse
  • No fumar 
  • No carraspear ni aclararse la garganta
  • Evitar los caramelos de menta
  • Controla el estrés
  • Mantén tu higiene bucal 
  • Descansar
  • Calentar la voz ante de usarla

 

Dónde cantar

 

Una de las cosas que más sorprenden es que muchos alumnos prefieren las clases particulares de canto online a las presenciales. Ellos dicen que prefieren cantar en la intimidad de su casa frente a la pantalla del ordenador a hacerlo en un sitio desconocido o delante de otros alumnos. 

Es raro que un alumno poco experimentado en cantar se apunte a un academia, muchos buscan la intimidad de un profesor particular, por eso es interesante que crees un lugar donde tu alumno se sienta cómodo. 

Lo mejor para un alumno es que puedas dar clases en un estudio, aunque sea uno semiprofesional que tengas en tu casa, así podrás grabarlo bien y que el se sienta en un entorno menos informal. Evita que otras personas lo puedan escuchar ya que cantar da mucha vergüenza y si estás en un sitio donde hay gente entrando y saliendo se sentirá mucho más inseguro. 

Cantar no es como tocar cualquier instrumento, te expones mucho más y da mucho más pudor. Así que construye un entorno seguro y cómodo, ser un profesor cálido es lo que muchas veces te convertirá en un gran profesor de canto.  

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros