Cómo dar clases de piano para adultos

Una de las salidas profesionales más buscada por los amantes de la música es dar clases de piano. Hoy en día, ser profesor particular de piano o ofrecer clases en una academia de música te puede salir muy rentable, pues siempre habrá gente interesada en aprender. La ventaja de este trabajo es que no hay demasiados profesores.

Empieza a dar clases de piano

Llegar a ser profesor de piano es difícil. El lenguaje musical es mucho más complicado de lo que parece y el piano, en particular, es un instrumento difícil de dominar. Pero, precisamente porque no es imposible y tiene gran atractivo, cada vez hay más alumnos interesados en tomar clases.

La edad no importa a la hora de aprender, de manera que hay adultos de todas las edades demandando profesores. Si estás al principio de tu carrera como docente o quieres cerciorarte de cómo dar una buena clase de piano para adultos, te lo explicamos.

Requisitos para ser profesor de piano

1. Estudios para ser profesor de piano

Si te estás preguntando qué estudiar para ser profesor de piano, la respuesta es ambigua. Depende de lo que quieras hacer. Actualmente, existen dos vías para los profesores de música y cada una cuenta con unos requisitos concretos:

  • Enseñanza pública: conservatorios. Si tu intención es dar clases de piano para adultos, entonces, muy probablemente, no necesitarás cursar oposiciones para entrar en el sistema público. Los alumnos de los conservatorios son todos niños. Generalmente empiezan a los ocho años y completan sus estudios allí.
  • Enseñanza privada: academias de música para adultos. Dónde vas a encontrar más trabajo es a través de escuelas o academias de música. En estas ya incorporan grupos de edades diferentes a los conservatorios y te podrías sorprender de la cantidad de gente que acude. Nunca es tarde para aprender a tocar el piano.

Teniendo estos factores en cuenta, hablemos de la formación para poder dar clases de piano. Así como en los conservatorios te piden, explícitamente, que hayas cursado Estudios Superiores de Piano y pases las oposiciones, para la enseñanza privada no hace falta.

Deberás demostrar tu habilidad con el piano y tener amplios conocimientos no solamente en tu propio instrumento, sino también en teoría musical y solfeo. Por supuesto, con una buena formación en música o un máster universitario en Formación del Profesorado te cogerán más fácilmente en cualquier puesto.

2. Experiencia

Otro de los requisitos para ser profesor de piano es tener experiencia previa. Raramente cogerán a un profesor inexperto por encima de una que ya haya dado clases de piano antes de aplicar a la oferta de trabajo.

Para empezar debes tener un buen currículum. Además de saber tocar el piano, debes demostrar tus dotes como profesional en la docencia. Para conseguir trabajo como profesor de piano tendrás que buscar ofertas por las academias de música más cercanas a tu domicilio.

¿Qué te puede aportar ser profesor particular?
Algunas personas no son conscientes de lo mucho que puede aportar ser profesor particular. Muchos profesores empiezan a dar clases...

3. Clases particulares de piano

¿Te parece demasiado todos los requisitos mencionados hasta ahora? Hay una alternativa. En este caso, son las clases particulares de piano. Siempre hay alumnos para clases de piano, muchos de ellos ya adultos, y no se necesita ni estudios ni experiencia para poder impartir clases.

Lo único que necesitas para convertirte en profesor particular de piano es:

  1. Crear un perfil en una bolsa de trabajo de profesores. Lo primero es darse a conocer, de manera que debes dar tu información clave y crear un perfil donde haya alumnos interesados en tomar clases de piano.
  2. Publicar un anuncio. Una vez le digas al mundo que quieres dar clases de piano para adultos, los alumnos podrán contactarte. De hecho, si no te gusta esperar, siempre puedes buscarlos tú mismo.

Estos alumnos buscan profesor

Cómo dar una clase de piano a adultos

¿Cómo enfrentarse a la primera clase de piano para adultos? Antes de empezar a dar la clase debes tener conocimiento acerca de tu alumno o tus alumnos:

  • Edad. La categoría adultos es muy amplia. Una clase puede ser totalmente diferente si la debes dar para alumnos de veinte años, de cuarenta o de sesenta.
  • Nivel. ¿Son principiantes? ¿Saben tocar el piano? ¿Saben leer partituras? Todas estas cuestiones debes saberlas para poder estructurar la clase y el temario que impartirás.
  • Intereses. Otra forma de fijar el temario es saber por qué quieren aprender a tocar el piano. A lo mejor les gusta mucho un estilo en concreto o quieren continuar su formación para poder acceder a una universidad internacional de prestigio o porque se quieren dedicar a ello.

Cuanto más sepas de tus estudiantes mejor darás la clase. Asimismo, si vas a dar clases particulares de piano a domicilio, en una academia u online debes tener en cuenta las limitaciones y las posibilidades que ofrece cada formato. ¿Dispone el alumno de un piano o podéis tomarlo prestado del lugar donde daréis la clase? Cuestiones como esta son básicas a la hora de preparar el curso de piano.

El secreto de llegar a lo más alto en el mundo de las clases particulares
El mundo de las clases particulares es un gran desconocido para alguien que está empezando o para aquellas personas que solo han e...

Materiales para dar una clase de piano a adultos

Un buen materialde clase hace un buen profesor. Antes de cada clase, debe haber una preparación con sentido. Lo importante en un maestro es ver evolucionar a tu alumno, por lo que cada ejercicio que prepares debe tener un propósito.

Una de las claves de todo buen profesor de piano es ser organizado. Si no sabes ni por dónde empezar, te damos algunos consejos para que tengas los materiales necesarios para dar clases de piano para adultos:

  1. Libro de texto de música. Antes de ponerse a practicar se necesitan unas nociones básicas de teoría. Eso es lo que un buen libro de texto de música logra. Sobre todo si tu alumno es principiante, es esencial que sepa de solfeo y cuanta más teoría musical mejor.
  2. Partituras de diversos estilos. Una forma de motivar a tu alumno es trabajar diferentes partituras. En el arte lo clásico importa. Pero a veces puedes salir de la historia y dar un paseo por la actualidad o por los diferentes géneros en los que un pianista puede lucirse.
  3. Practicar de manera divertida. Dar clases de piano para niños no es lo mismo que hacerlo para adultos, no necesitas rogar por su atención. Pero sí que agradecerá que de vez en cuando innoves a la hora de dar clases de piano. Puedes utilizar aplicaciones como Simply Piano, Piano Dust Buster o Piano Maestro para ello. No solamente tu alumno practicará en clase, sino que lo interesante radica en que puede emplear tiempo de su ocio para continuar aprendiendo.
© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros