Inglés, dudas, recuperaciones, frustraciones, año nuevo 2020 cargado de incertidumbres...

Lo se, lo se, he estado ahí...de hecho estoy ahí, y estoy ahí porque lo veo al comienzo de algunas clases, en los que los alumnos acuden a mi llenos de dudas, preocupaciones y desmotivaciones fruto de deficiencias en su vida académica diaria. Y también estoy ahí porque soy estudiante y se lo que implican en más de una ocasión todas esas sensaciones negativas.

¿Qué recomiendo? Os estaréis preguntando. Lo primero, coger aire, vaciar la mente y desde la tranquilidad buscar una solución. ¿Debo estudiar más? ¿Mi método de estudio falla? ¿Pierdo demasiado el tiempo con mis métodos actuales? ¿Tengo las técnicas de trabajo adecuadas? Todas estas preguntas vistas con perspectiva ayudarán a que os encaminéis hacia una solución.

En mi caso, os voy a aportar información sobre las inquietudes principales que se encuentran los alumnos cuando interactuamos en las clases.

La primera es falta de técnicas como resumir, sintetizar, analizar o exponer. Muchas veces desde las instituciones educativas no se prestan atención a estas habilidades que una vez asimiladas facilitan bastante la vida académica del alumno.

La segunda es que los conceptos enseñados no están bien explicados o asimilados. Seguro que muchas veces habéis dudado por ejemplo en cuando usar el "will" o el "going to" en inglés, cómo es tal o cual forma del pasado irregular o qué tiempo verbal se usa en determinadas ocasiones. Estas deficiencias se superan en cuanto una explicación clara, práctica y definida llega a vosotros.

Y por último en la tercera incluiría la saturación por encontrarse cerca de un examen y tener preocupaciones sobre los dos puntos anteriores. Mi consejo es que comencéis a aplicar todo lo mencionado en esta entrada con bastante tiempo de antelación y lo pongáis en práctica. Si veis que es tarea complicada hacerlo por vuestra cuenta, siempre es bueno contactar con un buen profesor particular con el que aplicar estos preceptos y hacerlos desde la comprensión y la atención personalizada, pues todos alguna vez hemos necesitado de un empujón y una ayuda externa para sacar adelante nuestros proyectos.

Para acabar me gustaría desearos una feliz Navidad, un próspero año 2020 y mucha fuerza y ánimo, pues muchas veces las soluciones a nuestros problemas están más cerca de lo que pensamos.

© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros