¿A qué puedes jugar con tus alumnos en clase?

Llega la navidad y todos los profesores quieren darle un toque festivo a sus clases. En los colegios e institutos siempre se hacen juegos para niños en navidad y los profesores particulares no podemos ser menos. 

 

 

Además, somos muchos a los que nos toca dar alguna clase durante las vacaciones y debemos tener a mano actividades para niños en navidad. Por eso mismo te presentamos algunos juegos o actividades que pueden ayudarte a hacer más dinámica las clases. 

 

Adivina la historia 

 

Para profes de literatura, una buena forma de practicar las características de un libro. Elige un libro al azar de la librería y empieza a leer el principio, tu alumno tiene que adivinar qué tipo de libro es, qué género, qué época o de qué va la historia. Si no lo hace con el principio empieza con páginas aleatorias del libro. 

La intención del juego es que tu alumno entienda las características de cada libro, los personajes, los temas que se tratan, los estilos… Así que siempre que te dé una respuesta pregúntale por qué cree que es esa. 

 

 

Cuento encadenado

 

Escribe una frase y que tu alumno escriba la siguiente y así hasta completar una historia completa. Esto es un juego típico que muchos hemos hecho para matar el aburrimiento y ver como de surrealista podemos llegar a ser, pero intenta que con tu alumno tenga sentido. 

Intenta escribir una historia juntos, intenta enseñarle qué es el clímax y el anticlimax de una historia. Qué es la introducción, el nudo y el desenlace, cómo se construyen los personajes. 

 

¿Qué soy?

 

Uno de los juegos más útiles en las clases de idiomas. Prepara una serie de tarjetas con el nombre de algunas cosas: un coche, una mesa, un árbol, una casa… Depende del nivel de idiomas de la clase. Repártelas al azar boca abajo y que cada participante se coloque la tarjeta en la cabeza para que todos la vean pero que él no sepa lo que pone. 

El objetivo del juego es que el participante le haga preguntas al resto sobre lo que cree que pone en su tarjeta hasta que lo adivine. Las preguntas deben ser respondidas solo con un si o un no. Es un juego perfecto para mejorar cualquier idioma. 

 

Hundir la flota matemático

 

Es como el clásico juego hundir la flota pero con un toque matemático. En cada casilla se añade una operación (la complejidad depende del nivel), el adversario canta la casilla que quiere atacar y para que su disparo haga efecto debe resolver la operación que está en esa casilla. 

Tendrá un límite de tiempo para resolverla y si no lo hace no conseguirá atacar. El atacante debe resolver la operación incluso si no hay ningún barco situado en la casilla. Aunque hay gente que pone operaciones solo donde hay. 

Esta versión de hundir la flota se puede jugar con cualquier materia, ya que se pueden cambiar las operaciones por preguntas de cualquier tipo, inglés, francés, física, lengua, filosofía...

 

Dardos con preguntas. 

 

Lo único que nos hace falta es una diana. Creamos una serie de preguntas según la materia que impartimos. Cada pregunta la asociamos a un número de la diana y dependiendo de dónde acierte el alumno se la haremos. Solo si el alumno la resuelve bien podrá sumar los puntos. 

Puede ser interesante que cuantos más puntos quiera sumar el jugador más difícil sean las preguntas, así si queremos ganar rápido tendremos que ser estudiantes aplicados. También podemos hacer que cada jugador haga sus propias preguntas, y nos aseguramos que el alumno haga una investigación sobre los temas a tratar. 

 

 

Story cubes

 

Son cajas que suelen traer nueve dados diferentes, en cada cara de los dados hay dibujos diferentes que sugieren historias. El jugador tira los dados y debe contar un relato que tenga que ver con los dibujos que hayan salido. 

Es uno de los juegos para las vacaciones o para las clases que se ha puesto de moda, sobre todo para las clases de idiomas. Aunque también se puede usar en literatura, para enseñar cómo se construyen las historias y los personajes. 

 

Manualidades

 

Una de las actividades para navidad más típicas. Podemos aprovechar una clase para crear decorado navideños y a la vez aprender algo que tenga que ver con la materia. Si impartimos alguna clase de idiomas lo tenemos fácil, porque podemos enseñar así vocabulario navideño

Pero si somos profesores de otra asignatura solo tenemos que usar la creatividad para crear decoración educativa. Si somos profesores de matemáticas podemos decorar el árbol con las tablas de multiplicar o si somos químicos con la tabla periódica. 

Lo cierto es que puedes usar cualquier juego para darle a tus clases un toque distinto. Lo importante es que tengas claro lo que quieres enseñar y que adaptes el juego. Quizás solo tengas que meter preguntas de lo que quieras o prueba que requiere algún tipo de conocimiento. Con un poco de creatividad puedes hacer que tu alumno aprenda de una forma muy sencilla y las clases particulares en navidad no sean un castigo. 

Síguenos en
© 2007 - 2019 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros