VOZ, ALMA, CANTO, CUERPO: UN SÓLO INSTRUMENTO RESONANDO

Y cada experiencia de vida se va plamando poco a poco en nuestro instrumento. Además cada día, nuestro "estar" varía y así también nuestro sonido espontáneo.

"Aprender a Cantar" es -a mi parecer- una manera de aprender a circular por este mundo: perder miedo; ganar ganas; conocernos más y mejor; querer ir más allá, entendiendo lo que tenemos más acá; escucharnos y saber que merecemos ser escuchados (como decía mi maestra Lidia García, que nos merecemos CANTAR); y así un largo etcétera que varía con cada individuo.

Por eso me parece primordial, que quien emprenda el camino de conocer su voz y su canto, comprenda que no es algo que se logra de la noche a la mañana y que con un par de clases se soluciona; podemos aprender mucha técnica, pero eso no nos convertirá en CANTANTES. No se trata sólo de tener una voz "bien colocada" o bella o que sea capaz de extender mucho su registro; se trata también de tener una voz libre, honesta; ser capaz de sentir y transmitir; ser un canal de algo que va mucho más allá de nosotros. Perder el miedo a estar frente al otro y entregarle nuestro canto resonante.

Mi invitación es precisamente a resonar; en el amplio sentido de la palabra...

En mi tierra, un gran Cantor lo entendió muy claro: "QUE EL CANTO TIENE SENTIDO, CUANDO PALPITA EN LAS VENAS, DEL QUE MORIRÁ CANTANDO LAS VERDADES VERDADERAS..." VICTOR JARA.

© 2007 - 2020 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros