EJERCICIOS DE ACONDICIONAMIENTO FÍSICO COMO PREPARACIÓN PARA TOCAR EL PIANO O TECLADO

Todo instrumentista debe siempre preparar su instrumento al momento de practicar o tocar. Los vocalistas hacen ejercicios de calentamiento vocal para preparar la voz. Así como los guitarristas afinan la guitarra y tocan ciertas cuerdas al aire para asegurarse de tener la afinación correcta.

Encuentra tu profesor ideal

En este caso hablaremos sobre la importancia que tiene hacer pequeños ejercicios de acondicionamiento físico al momento de practicar en el piano. En el caso del pianista o tecladista, cualquiera creería que con solo estirar los hombros y tocar una escala es más que suficiente, ya que el piano no requiere de una afinación como el violín, cello o guitarra. Incluso, algunos creen que es básicamente sentarse a tocar y calentar los dedos con escalas. Son un buen método para iniciar a calentar los dedos, pero estamos dejando de lado otro tipo de cosas que es importante tomar en cuenta.

Desde luego, cuando una persona se sienta a tocar en el piano sino tiene la postura y la relajación adecuada puede desarrollar ciertas lesiones a largo plazo, tales como tendinitis, tenosinovitis y peritendinitis. Para evitar este tipo de lesiones es necesario practicar una serie de ejercicios de acondicionamiento bastante prácticos, para lograr la relajación adecuada de los miembros y así practicar por determinadas horas sin que afecte el cuerpo.

Es importante destacar, que debemos tener siempre la postura adecuada para el piano; la espalda debe estar derecha y con una ligera inclinación hacia el piano, esta inclinación debe ser tan mínima que ni se debe notar. De igual forma, las piernas deben estar derechas y alineadas con la cadera, y los pies alineados con las rodillas. Es muy importante mantener las piernas en esta forma, ya que están predispuestas para el uso del pedal. Dichos ejercicios se pueden hacer de pie o sentados en el piano (si olvidaste hacerlo antes de sentarte). Lo más recomendable es hacerlo de pie.

Antes de iniciar, hacemos un pequeño estiramiento suave de los hombros, brazos, muñecas y piernas (como si te acabaras de levantar) luego de manera ordenada se comienza el ejercicio con las manos, brazos, hombros y cuello. Comenzamos con las manos, haciendo pequeños movimientos de rotación en las muñecas, para luego estirarlas hacia arriba y hacia abajo (mientras sueltas los dedos de manera natural).

Cómo aprender a tocar el piano
El piano es uno de los reyes de los instrumentos. Aquellos que han estudiado música dicen que quien domina el piano le es mucho m...

Nunca debes tronar o hacer sonar los dedos, esto es perjudicial y nada bueno a largo plazo. Para los dedos puedes estirar los brazos y a la altura de tus hombros, cierras y abres las manos para hacerle ejercicio a los dedos. Es un buen ejercicio para las manos y lo puedes hacer incluso con una pelota. Para los dedos (si estas iniciando en el instrumento) un buen ejercicio, es juntar ambas palmas de las manos (como si fueras a orar o agradecer) y estirarlas lo más que puedas (siempre tomando en cuenta que ningún ejercicio se debe hacer de manera forzada o brusca, ya que puede causar serias lesiones).

Luego desde esa postura separar cada dedo de manera independiente hacia atrás. Una vez hecho esto, ahora entrecruzas cada dedo correspondiente para ir desarrollando la independencia de los dedos sobre todo en los dedos anulares y medio. Proseguimos con los hombros, es sumamente importante relajarlos al momento de tocar en el piano o teclado, pues mayormente tenemos una tendencia a hacer tensión en esa área debido a que es un eje promotor de fuerza. Y, cuando estamos sentados (ya sea en la computadora o en el piano) el área de los hombros es la que siempre tiene la mayor concentración de fuerza. Por eso es indispensable relajar los hombros al momento de tocar.

Pero lo más importante, es mantener esa relajación durante toda la jornada de practica en el instrumento, ya que a mayor concentración (mental y física) requiere de más fuerza (esto sucede de forma inconsciente), por tanto lo hombros se tensan a lo largo de las practicas. Por eso, debemos siempre ser conscientes de ello.

El ejercicio consiste, en mantener los brazos laterales al cuerpo, puedes hacer rotaciones de los hombros hacia adelante y hacia atrás. Luego puedes alternar y rotar solamente el derecho mientras el izquierdo está en estado de reposo, y luego repetir de la misma forma con el hombro izquierdo estando el derecho en reposo. Para complementar el ejercicio estiras los brazos de manera perpendicular a la altura de tus hombros, y los giras hacia adelante y hacia atrás.

Para finalizar el ejercicio de hombros, tomas el codo opuesto de tu brazo, lo estiras hacia arriba y lo llevas hacia la parte detrás de tu cabeza (tu mano debe quedar un poco más abajo del cuello) ejerces un poco de presión manteniendo tu mano en el codo, este ejercicio es para relajar un poco los tríceps que se tensan un poco al momento de practicar.

El estiramiento y ejercicio del cuello debe ser sumamente suave, ya que un movimiento brusco puede causar una contusión. Debe hacerse siempre de manera lenta y sin esfuerzo. Estirar el cuello al lado derecho y luego al izquierdo. Hacer pequeños giros lentamente para no marearse. Y por último estirar el cuello arriba y abajo.

Una vez estirado los músculos, el cuerpo debe mantenerse siempre en un estado relajado durante las practicas del instrumento, ya que no tiene ningún sentido estirar los músculos y tensar el cuerpo cuando se pone las mano en las teclas.

Ahora sí, comenzaremos el ejercicio para calentar los dedos y preparar la mano para el piano. Se procede a tocar las escalas mayores y menores en el orden del circulo de quintas (o las que el aprendiz tenga de memoria). Luego practicar uno o dos ejercicios de Hanon, esto ayudará a la movilidad de los dedos y la muñeca, además la velocidad de los ejercicios activa nuestra memoria musical como un preparatorio para los estudios.

Durante este tiempo de movilidad de los ejercicios de Hanon es muy probable que tengamos cierta tendencia a tensarnos, es aquí donde debemos procurar y evitar este tipo de tensiones musculares inconscientes. Mientras hacemos los ejercicios si sentimos que nos ponemos tensos, ser conscientes de ello y relajarnos. Debo aclarar, que este tipo de calentamiento es para preparar la mano a nivel musical, una vez hecho todo el ejercicio acondicionamiento físico y el calentamiento de escalas y ejercicios de Hanon, se puede pasar a las lecciones o piezas de piano.

Para finalizar, es importante tomar en cuenta que dependiendo del tiempo de práctica, no es muy sano, tocar durante largas horas sin tener una pausar y levantarse y estirar las piernas. Un buen indicio de que necesitas un descanso, es cuando te equivocas de manera absurda en las piezas o lecciones, y mientras más las repites peor sale. Este tipo de indicio no es más que parte de un agotamiento mental y probablemente físico, si comienzas a sentir dolor en la espalda o el cuello.

Así que la siguiente vez, que sientas que una pieza, un compás o un sistema no te sale como debería (a pesar de que al principio si salía bien). Tómate un descanso de unos 10 minutos, levántate y camina un poco para estirar el cuerpo. Ya verás que al retomar la práctica, sentirás la diferencia a nivel físico y mental

Temas
© 2007 - 2021 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros