Ideas para dar una clase de refuerzo a estudiantes de la Deutsche Schule

Hoy en día tendemos a la lectura rápida. En internet miramos los titulares de los periódicos, luego leemos aquí y allá alguna información breve – y ya vamos por un vídeo para entretenernos. Parece que se esta perdiendo la costumbre de sumergirse en una novela, ponerse en la piel de unos de los personajes e intentar de encontrar el mensaje que este texto podria contener.

Ser profesor

Pero para los estudiantes, tanto del sistema español como del sistema alemán, la lectura de un texto largo, saber analizarlo e interpretarlo es muy importante para aprobar sus clases de idiomas.

Bien es cierto que en una clase de refuerzo no podemos ponernos a leer juntos una novela; no aprovecharíamos el rato que tenemos a disposición. Un género ideal para las clases son los relatos cortos, las llamadas „Kurzgeschichten“, porque nos permiten analizar un texto entero en una o dos unidades de clase y acabar el tema.

Eso sí, siempre es conveniente que el alumno se haya leido antes el relato para poder empezar directamente el análisis en clase (¡a menudo los estudiantes no se lo leen, por lo tanto es mejor optar por textos que no pasen de una página!). Mucho habrá por descubrir juntos, esa es la parte emocionante.

Hacemos un brainstorming: Buscamos metáforas, símbolos y otras figuras retoricas.

Publica 1 anuncio

Apuntamos las ideas, conclusiones, posibles interpretaciones… Luego viene la tarea quizás no tan emocionante, los deberes: El alumno tendría que redactar el análisis con interpretación y esto preferiblemente solo, fuera de clase, con tranquilidad y dedicación de tiempo para que la redacción salga lo más estructurada y comprensible posible, como debería ser luego en el examen. Y vale más hacer dos redacciones con tiempo que cuatro con prisas.

Las correcciones necesitan ser meditadas; el profesor tiene que pensar qué y por qué corregir. Las correcciones tienen que contribuir al progreso del alumno, no a la frustración. Las correcciones tienen qu ser c o n s t r u c t i v a s. Por todo eso es aconsejable dedicarle un buen rato.

Consejos para dar clases de idiomas

Si el estudiante y el profesor colaboran, es decir, el estudiante se lee antes de clase el texto, y el profesor busca un rato tranquilo para corregir, la clase de apoyo se convierte en una hora provechosa y eficaz.

Volvemos ahora a lo mencionado al principio, a la falta de costumbre de sumergirse en una novela. Los relatos cortos pueden incentivar la motivación por la lectura, ya que, bien escogidos, son interesantes y muchos de ellos tratan temas de la vida cotidiana. Poco a poco podemos aumentar el volumen de lectura y nuestros alumnos se convertirán en ¡lectores apasionados!

© 2007 - 2022 Tus clases particulares Mapa web: Profesores particulares| Academias y centros